Los 10 peores momentos de la oposición en 2021

Este 2021 la oposición mexicana tampoco logró concretar un proyecto sólido, pues sus acciones abyectas como haber invitado al líder neofranquista del partido español Vox, al Senado, evidenciaron lo lejos que están de las y los mexicanos. 

Este 2021 la oposición mexicana nos volvió a demostrar su decadencia y cuán desesperada está. Sus estrategias no han cambiado durante estos tres años de la Cuarta Transformación: desear que le vaya mal a México, valerse de la mentira para denostar cualquier proyecto de la actual administración e incitar al odio en cualquier oportunidad que se les presente. 

Claramente, este año tampoco lograron concretar un proyecto sólido; sus acciones abyectas como haber invitado al partido neonazi español (Vox) al Senado, y hasta sus riñas internas, evidenciaron no solo sus vacíos, sino también, lo lejos que están de las y los mexicanos. 

Por todo esto, te presentamos a continuación los 10 peores momentos de la oposición en 2021. 

1. La fallida alianza “Va por México”

En su intento por hacerle frente a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en las elecciones del 6 de junio, los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y Revolución Democrática (PRD) quedaron en ridículo perdiendo 13 de las 15 gubernaturas en disputa

Aún con su guerra sucia y la “ayuda” del Instituto Nacional Electoral (INE) a cargo de Lorenzo Córdova, organismos internacionales aseguraron que tanto el partido guinda como el presidente Andrés Manuel López Obrador, salieron fortalecidos de las elecciones intermedias. 

2. Ricky, riquín, profuguín

El excandidato presidencial de Acción Nacional, Ricardo Anaya, dio mucho de qué hablar este año; pero no por su regreso a la vida pública, sino por las declaraciones de Emilio Lozoya, quien lo acusó de recibir sobornos para aprobar la reforma energética de Enrique Peña Nieto. 

Y es que el panista hasta publicó una “miniserie” en sus redes sociales donde dio su versión y se intentó deslindar de las acusaciones. Incluso huyó del país para evadir la justicia, razón por la que en redes lo llamaron “Ricky, riquín, profuguín”. 

Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) salió a desmentirlo, aseguró que recibió dichos sobornos y lo llamó a comparecer de manera física el próximo 31 de enero en el Reclusorio Norte. 

3. PAN invita a Vox al Senado

Por si no había quedado clara la postura del PAN, en septiembre, los blanquiazules decidieron destaparse y mostrarse como lo que son: fascistas, retrógradas y racistas. 

Todo esto se confirmó luego de que un grupo de legisladores encabezados por Julen Rementería invitaron al líder neofranquista del partido español Vox, Santiago Abascal, al Senado para formalizar una alianza. 

Al verse acorralados por las fuertes críticas que recibieron, los panistas ofrecieron disculpas públicas por el desastroso suceso. 

No obstante, la realidad es que el PAN fue desenmascarado, pues la visita de Abascal a nuestro país solo vino a confirmar que Acción Nacional es refugio de las estructuras más retrógradas de la extrema derecha.

4. Denuncia en la OEA

Tal fue la desesperación del PRI, PAN y PRD tras los resultados de las elecciones del 6 de junio, de las cuales salieron derrotados, que los dirigentes de la alianza “Va por México” presentaron una denuncia ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) —instancia señalada por ser intervencionista y promover golpes de Estado— por supuestas anomalías en el proceso electoral.

Pero pronto el presidente López Obrador los puso en su lugar, pues aseveró que si en realidad quisieran ayudar a combatir la corrupción, terminarían con su red de complicidades y cooperarían con las autoridades. 

Pero eso no pasó, por el contrario, para atacar al actual gobierno se siguen aglutinando promotores de la impunidad, vividores del presupuesto público y hasta narcotraficantes. 

5. El “hijo de AMLO” que resultó ser una señora

A principios de noviembre la oposición hizo viral una fotografía de López Obrador junto a una persona que usaba una chaqueta Gucci valuada en 116 mil pesos.

Pues sí; sin saber de quién se trataba, personajes opositores a la Cuarta Transformación y sus bots, así como medios hegemónicos, difundieron la mentira de que esa persona era supuestamente el hijo menor del mandatario.

Pero «se fueron para atrás» cuando descubrieron que el “hijo” de López Obrador resultó ser una señora que se acercó al presidente para saludarlo y pedirle un autógrafo. 

6. Caen manceristas 

Durante el gobierno del perredista Miguel Ángel Mancera en la capital se cometieron innumerables corruptelas que poco a poco han salido a la luz.

En 2021, varios de sus más cercanos colaboradores han sido detenidos (Javier Linares) y otros se encuentran en la mira de la justicia mexicana por delitos como enriquecimiento ilícito (Mauricio Toledo) y defraudación fiscal.

El caso más reciente fue el de su amigo Julio Serna Chávez, quien fue detenido en noviembre por agentes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) por enriquecimiento ilícito. Además, se le investiga por uso indebido de atribuciones y facultades y daño a la propiedad ajena. 

7. Alianza Federalista se derrumba 

No resultó una sorpresa que la Alianza Federalista (AF) se derrumbara este año luego de varios tropiezos, como cuando algunas farmacéuticas les negaron la compra de vacunas contra COVID-19. 

Lo que sí resultó una sorpresa fue que sus mismos integrantes reconocieron ante los medios de comunicación que dicha alianza no funcionó y no conformes con eso, algunos pidieron darle “sana sepultura”. 

Hace solo unos días, los mandatarios que rompieron con el gobierno de López Obrador y se separaron de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) volvieron a participar en ella, confirmando así, el rotundo fracaso de la AF. 

8. López-Dóriga y Felipe Calderón: los simuladores 

Como ya es costumbre, ciertos personajes del bloque opositor demostraron que ante la falta de conceptos y argumentos con los cuales atacar al gobierno obradorista, solo pueden recurrir a la mentira. 

Joaquín López-Dóriga y Felipe Calderón son los ejemplos más claros de cómo las estrategias de la oposición rayan en lo absurdo. 

A principios de diciembre el presidente López Obrador recorrió en tren el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) para supervisar las obras para la movilidad hacia la base aérea y publicó en redes el video, pero tanto Dóriga como Calderón cuestionaron la veracidad del material y aseguraron que el mandatario había usado un “simulador”.

Sin embargo, no esperaban que usuarios en redes los dejaran en ridículo, pues hasta clase de fotografía les dieron; esto, debido a que les explicaron que el color de las imágenes en el video del jefe del Ejecutivo cambiaba súbitamente a blanco por la ‘sobreexposición’, y ocurre cuando la lente de la cámara recibe demasiada luz que entra por la ventana del vagón.

“Le dejo un video que habla un poco de eso, no ha de ser tan difícil deducirlo siendo periodista”, le contestó un usuario a López-Dóriga.

9. La oposición y la reforma eléctrica

Desde que el jefe del Ejecutivo envió la reforma eléctrica al Congreso para su análisis y aprobación, la iniciativa ha sido blanco de ataques por parte de la oposición y de cabilderos de empresas privadas del sector energético que pretenden seguir enriqueciéndose a costa del pueblo de México.

De hecho, de acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), medios hegemónicos han publicado más de tres mil notas negativas sobre la reforma eléctrica.

Empero, ante la campaña de desinformación, legisladores y expertos en la materia, han defendido la iniciativa y cada semana, a través de comunicados, han desmontado las mentiras difundidas por la oposición. 

10. Lilly Téllez, el “hazmerreír de México”

No podíamos terminar la lista sin mencionar a la senadora panista Lilly Téllez, quien más allá de su trabajo —del que nadie habló—, nos regaló un año lleno de risas. 

La experiodista fue ridiculizada y evidenciada en más de una ocasión por sacar a relucir su rapiña y lo perdida que está en cuanto a la política se refiere. 

En una de sus muchas publicaciones cargadas de odio, llamó a “hacerle frente” a López Obrador, pero la ciudadanía la puso en su lugar y no solo le recriminaron el hecho de que no tiene el menor respeto por la investidura presidencial, sino que le dijeron que a quien debían hacerle frente era a ella por “haber traicionado al partido que te llevó al Congreso”. 

Después, criticaron la xenofobia de la panista por pedirle al jefe del Ejecutivo que expulsara del país al analista político Abraham Mendieta de nacionalidad española, solo por ejercer su libertad de expresión y manifestar públicamente su simpatía con el movimiento de la Cuarta Transformación. 

Y recientemente, Téllez  fue exhibida por sus ataques constantes y sin argumentos en contra de la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, pues acostumbrada al circo, la panista utilizó su participación en sesión para  insultar a la presidenta de la Cámara Alta y no conforme con eso, también arremetió contra ella por medio de sus redes sociales. 

Tras su vergonzosa actuación, miembros de la comunidad digital señalaron que “Lilly Téllez es una inepta y no es más vulgar porque ya no puede. Ya perdió la cordura”.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.