Violencia machista y feminicidios: el legado de los expresidentes neoliberales

Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto han demostrado en innumerables ocasiones su machismo y su indiferencia ante la violencia de género, la cual aumentó considerablemente en México durante sus sexenios. 

Desde la creación de organismos “para la mujer” que no pudieron establecer ninguna política en su favor, pasando por los múltiples feminicidios, la cosificación de las mujeres, hasta las frases: “No soy la señora de la casa” y “lavadora de dos patas”, son algunas de las prácticas machistas que guardan los políticos que nos gobernaron por 30 años. 

Los expresidentes Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo (1994-2000), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) han demostrado en innumerables ocasiones su machismo y su indiferencia ante la violencia de género, la cual aumentó considerablemente en nuestro país durante sus sexenios. 

A continuación te presentamos los momentos y comentarios más misóginos de los exmandatarios prianistas, quienes han sido cómplices de la violencia de género que impera en México. 

Salinas de Gortari

Carlos Salinas de Gortari pretendía llegar a la presidencia con un “nuevo enfoque” respecto a los temas de género que en las pasadas administraciones —también priístas— no se habían tomado en cuenta. No obstante, las contradicciones de su discurso “en pro de las mujeres” fueron evidenciadas en más de una ocasión. 

Meses antes de tomar cargo como mandatario de la República, Salinas asistió a dos congresos para la integración de la mujer. En ambos lugares recogió planteamientos sobre la libre elección y la participación que, según él, caracterizaban “la modernización para las mujeres”. 

Sin embargo, sus palabras fueron criticadas por gran parte de las mexicanas debido a que en su discurso no habló sobre temas trascendentales en la agenda feminista, como el derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Por el contrario, planteó conciliar la continuidad del papel de la mujer en la organización familiar, lo que se traduce en perpetuar su subordinación social. 

Ernesto Zedillo

Durante el gobierno de Ernesto Zedillo (1994-2000) comenzó la violencia feminicida en Ciudad Juárez, Chihuahua. Tan solo en 1995, 76 mujeres fueron asesinadas por cuestiones de género en la entidad. Cifras oficiales indican que en su sexenio hubo al menos ocho mil 581 defunciones femeninas con presunción de homicidio. 

El gobierno de Zedillo creó la Comisión Nacional de la Mujer, la cual se ubicó en la Secretaría de Gobernación con escasos recursos y sin ningún poder de decisión ni influencia en las políticas nacionales. Dicha comisión recibió duras críticas debido a que su estructura era completamente endeble en temas de perspectiva de género. Además, el organismo y sus autoridades no pudieron establecer ninguna política nacional en favor de las mujeres. 

Vicente Fox

El expresidente Vicente Fox siempre será recordado por las declaraciones machistas que hacía ante los medios, sin embargo, resulta particularmente indignante un comentario que realizó en una de sus giras por Mazatlán, Sinaloa.  

Con una sonrisa en el rostro, Fox comparó a las mujeres con máquinas para lavar ropa, afirmando que el 75% de los hogares en el país tenían una lavadora, pero “no de dos patas o de dos piernas, sino metálica”. 

La frase del expresidente panista ocasionó una ola de indignación en millones de mujeres mexicanas, quienes fueron apoyadas por las diputadas de la Comisión de Equidad y Género, asegurando que las palabras de Fox habían sido un insulto.

Por otro lado, la senadora Josefina Vázquez Mota acusó de violencia política de género al guanajuatense, pues reveló que Fox le envió un correo electrónico, cuando ella buscaba la presidencia, para comunicarle que apoyaría a un candidato hombre.

Cabe recordar que hace tan solo unos meses, Fox fue duramente criticado por gran parte de la comunidad digital al difundir un video promocional para asistir al “Rally Motofiesta XX”. 

En el videoclip aparecían tres mujeres en bikini posando en diferentes espacios del rancho del panista. Usuarias y usuarios reprobaron la acción de Fox por el hecho de difundir contenido sexista y machista, en el que ocupa a las mujeres como objeto y explota su sexualidad

Fox

Felipe Calderón

Felipe Calderón es uno de los políticos blanquiazules que se ha pronunciado supuestamente “a favor” del movimiento feminista; sin embargo, no es un secreto el hecho de que Calderón tenga posturas abiertamente conservadoras, las cuales son completamente opuestas a las consignas de dicho movimiento en favor de las mujeres. 

En febrero de 2007,  Ernestina Ascencio Rosario, mujer nahua de 73 años, murió tras ser torturada sexualmente por al menos cuatro miembros del Ejército Mexicano. Calderón tejió una red de impunidad y misoginia para ocultar el feminicidio y, para callar las voces de las miles de mexicanas y mexicanos que clamaban justicia, el panista argumentó que la señora Ernestina Ascencio había muerto por gastritis crónica. 

A este hecho se suma la actitud misógina que tuvo Calderón en 2017 cuando se burló de la candidata de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Delfina Gómez, quien competía por la gubernatura del Estado de México. 

El hecho se viralizó por un tuit que compartió y que fue borrado al día siguiente debido a las críticas que recibió por machista. 

“¿Delfina es nombre propio? ¿O así le dicen por cómo la trata quien la nombró y es su jefe?”, se leía en el mensaje publicado por Calderón.

Enrique Peña Nieto

Dentro de los numerosos desatinos del expresidente Enrique Peña Nieto, se encuentra una frase misógina que pronunció en 2011. En una entrevista radiofónica, el priísta fue cuestionado sobre el precio de la tortilla, a lo que contestó: “No soy la señora de la casa”.

Tras las miles de críticas que recibió el exmandatario por su comentario machista, Peña quiso deslindarse asegurando que se había malinterpretado su respuesta. 

Por otro lado, en 2017, el político tricolor se evidenció de nuevo en un discurso que ofreció como parte del Día Internacional de la Mujer. En primera instancia, el priísta consideró que las mujeres que son víctimas de violencia “no encuentran la fuerza” para dejar ese entorno. 

Después, mencionó que en toda labor que realizan los hombres “ahí está el consejo de la mujer; ya que lo atiendan o no, es otra cosa, pero ahí está”. 

Finalmente, Peña Nieto remató su lamentable discurso apuntando que tanto organizaciones como partidos políticos deben buscar alternativas para erradicar la violencia machista. Sin embargo, diversas colectivas feministas expresaron su descontento con el discurso del entonces presidente y lo llamaron “hipócrita”, pues señalaron que dentro de su gabinete al menos 18 hombres estaban a cargo de una secretaría, mientras que únicamente dos mujeres tenían un puesto similar.


Cabe recordar que el próximo 1 de agosto se llevará a cabo la consulta sobre el juicio a expresidentes donde el pueblo hará valer su derecho a la democracia participativa y a la justicia ante los múltiples atropellos que cometieron durante sus sexenios. Sin duda, la violencia de género y los feminicidios son otra razón para enviarlos a prisión.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *