¿Por qué las app’s sí tienen una relación y obligación laboral con las y los repartidores?

Al ser las y los repartidores trabajadores subordinados de las aplicaciones, las empresas tienen una relación y obligación laboral con ellos.

Las y los repartidores de app’s de delivery se enfrentan a una modalidad de trabajo altamente precarizada que se caracteriza por la carencia de toda protección sociolaboral, la inestabilidad de los ingresos, largas jornadas de trabajo y falta de opciones de diálogo y representación. 

No obstante, aunque dichas empresas intenten evadir sus obligaciones laborales disfrazando a sus empleados de “socios” para explotarlos y enriquecerse a costa de su trabajo, la ley está del lado de las y los repartidores. 

El artículo 20 de la Ley Federal de Trabajo especifica lo siguiente: 

“Se entiende por relación de trabajo cualquiera que sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona mediante el pago de un salario. Contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado mediante el pago de un salario”. 

Lo anterior significa que al ser las y los repartidores trabajadores subordinados de las aplicaciones, las empresas tienen una relación y obligación laboral con ellos.

La figura de “socio” es una estrategia que las app’s han desarrollado con el fin de no verse obligadas por los marcos legales de distintos países a reconocer y pagar seguridad social, medidas de protección, capacitaciones y demás derechos laborales a sus trabajadores.

Ante este escenario, repartidoras y repartidores de México han alzado la voz y se manifiestan para pedir claridad a las empresas, para ser nombrados y reconocidos por las plataformas, y sobre todo, continúan en la búsqueda del reconocimiento y cumplimiento de sus derechos como empleados.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *