AMLO descarta ruptura con España; “es una nueva etapa, ya no seremos tierra de conquista”

AMLO refirió que su postura sobre la relación con España es por respeto en el manejo político, ya que durante los gobiernos neoliberales las compañías de ese país, como Iberdrola, saquearon nuestra nación. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador aclaró que no existe una ruptura en las relaciones diplomáticas con el gobierno de España, sino que se trata de una pausa para serenar la situación, pues durante los gobiernos neoliberales las empresas de ese país abusaron del pueblo de México. 

El mandatario expuso que su administración es muy respetuosa con el gobierno de España, sin embargo, en los últimos años, compañías españolas apoyadas por el poder político —como Iberdrola— “abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo, nos vieron como tierra de conquista”. 

En conferencia de prensa, al referirse a la reunión que tuvo con el representante para el cambio climático del gobierno de Estados Unidos, John Kerry, López Obrador señaló que la postura que presentó sobre la relación con España no es por fobia, sino por respeto en el manejo político.

“Lo que dije ayer es: vamos, por el bien de nuestros pueblos, a tener una pausa, no hablé de ruptura, no. Dije: vamos a serenar la relación, que ya no se esté pensando de que se va a saquear a México impunemente, ya eso pasó, es una falta de respeto. Deberían ofrecer hasta disculpa, no lo han hecho, no importa, pero vamos a entrar a una etapa nueva despacio, y repito, no es ruptura”, expresó. 

Además, criticó que “ahora se rasgan las vestiduras tras sus declaraciones”, no obstante, recordó que en su momento el presidente del Consejo de Bancomer (el banco español con más presencia en México), “se pronunció en contra mía diciendo que yo era un populista”, ya que “se sentían los dueños del país”.

Iberdrola 

También recriminó que en cada sexenio había una empresa española favorita del gobierno en turno, como ejemplo mencionó a Iberdrola, la cual fue tratada con privilegios y se le permitió saquear a nuestra industria eléctrica. 

El mandatario relató que en una reunión que tuvo con el presidente del Consejo de esta empresa, “él, no entendiendo de que ya son otros tiempos, me insistía y me insistía que todo lo que hacían era legal, pues sí, porque llevaron a la práctica una política basada en el influyentismo”.

Pues recordemos que la presencia de Iberdrola en México fue tal, que quien era la secretaria de Energía de nuestro país, Georgina Kessel, pasó a ser parte de su directiva, y el expresidente Felipe Calderón, quien desapareció la compañía de Luz y Fuerza y dejó sin sustento a más de 40 mil familias, al terminar su mandato se fue a trabajar al Consejo de Administración de Iberdrola.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.