Un cuentito sobre Claudio X.

Por: Carlos Portillo

El hijo de un multimillonario que asesoraba a Carlos Salinas de Gortari y presidía el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), fundó una organización no gubernamental pidiéndole a su padre que consiga donaciones entre sus socios y amigos.

Luego de dar los primeros 2 millones de pesos, el multimillonario gestionó que Kimberly-Clark aportara 3 millones más. De esta manera, la cúpula empresarial financió el nacimiento de una organización cuyo objetivo era, presuntamente, “exhibir la corrupción”.

Qué extraño. ¿Qué diría esa organización si se presentaba un caso de corrupción que involucre al multimillonario, a los directivos de Kimberly-Clark, o a cualquiera de sus compadres del Consejo Mexicano de Negocios? ¿Qué postura tendría sobre la cercanía de “su primer donador” con el expresidente priista que causó la crisis de 1994? 

Al parecer, el hijo del multimillonario confió en que con el nombre bastaba y que nadie cuestionaría eso en los medios o la prensa. No se le ocurrió que un periodista como Álvaro Delgado podría investigar al respecto.

La organización se dedicó a lo suyo: “exhibir la corrupción”, aunque de manera selectiva, al tiempo que evadía impuestos y, a partir de 2018, comenzó a recibir dinero del Departamento de Estado de EE.UU., instancia que no se caracteriza por prácticas muy decentes o pulcras.

En 2020, el hijo del multimillonario dejó la presidencia de su organización en manos de quien fuera la coordinadora de asesores del panista Santiago Creel, cuando éste fungió como secretario de Gobernación de Vicente Fox. 

¿Qué investigaría la organización sobre ese sexenio? ¿En qué corruptelas del PAN o del PRI podría escarbar? El hijo del multimillonario confió de nuevo en que nadie haría esas preguntas.

Un año después, el hijo del multimillonario reunió a los tres partidos con más escándalos de corrupción y formalizaron públicamente una alianza política que, en realidad, desde hace lustros era un secreto a voces. 

¿La organización haría un reportaje sobre alguno de los candidatos o representantes de esa coalición? El hijo del multimillonario seguramente decretó que no, mientras esperaba el próximo cheque del Departamento de Estado gringo.

Es cierto que la realidad supera a la ficción.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.