Sandra Cuevas atenta contra el arte popular: borra rótulos y murales para imponer su logo

Sandra Cuevas no solo impuso su logo en los puestos ambulantes, también borró los coloridos murales de los mercados públicos.

La alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas Nieves, señalada por sus nexos con La Unión Tepito, se ha visto envuelta en una nueva polémica; esto, por imponer el logotipo de la alcaldía en cada puesto ambulante que forma parte de la demarcación. 

En redes sociales vecinos de la alcaldía manifestaron su inconformidad con la imposición de Sandra Cuevas, quien decidió sustituir el arte popular por pintura blanca.

Además, cobró por la acción a los comerciantes, quienes acusaron que las autoridades de la Cuauhtémoc los amenazaron con clausurarlos si no pagaban por quitar sus rótulos para poner el logotipo de la alcaldía.

El hecho resulta preocupante debido a que el diseño y la imaginería popular mexicana que formó parte de la identidad de la capital fue borrada para siempre por orden del gobierno de Sandra Cuevas, una política emanada de PRI-PAN-PRD que arrastra escándalos como haber sido vinculada a proceso por robo, discriminación y abuso de autoridad. 

Sandra Cuevas no sólo impuso su logo en los puestos ambulantes, también borró los coloridos murales de los mercados públicos y los dibujos de estéticas y panaderías. La medida la tomó sin consultar a nadie. 

“¿​​Dónde queda la opinión de la gente?, ni siquiera lo consultaron y encima de todo nos cobraron, siento que oprimen la libertad de expresión, siento que esto es solo como para una campaña política”, dijo una comerciante a Noticieros Televisa. 

La indignante acción de Sandra Cuevas ha despertado alertas en especialistas, activistas y artistas urbanos, quienes ahora buscan apoyos para revertir la medida.

Algunos de ellos han señalado, vía redes sociales, que se debe poner un alto a la alcaldesa, pues podría continuar con el mercado Abelardo L. Rodríguez, ubicado en el centro histórico, lugar que cuenta con diversas obras de muralistas mexicanos. 

Aunque Sandra Cuevas ya dijo que el programa aplicado en más de mil puestos callejeros contempla “el mejoramiento visual de la alcaldía”, comerciantes, activistas y funcionarios han reprobado la acción de la alcaldesa, a quien llaman “fascista”, y han hecho un llamado a la protección del arte popular que por décadas le dio identidad a la capital del país.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.