Reforma eléctrica pone fin al saqueo de 2013 y garantiza la transición energética: Nahle

Rocío Nahle aseguró que la reforma eléctrica permitirá garantizar la seguridad y autosuficiencia energética de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a los mexicanos

Al dar los pormenores sobre la iniciativa de reforma al sector eléctrico que el pasado 30 de septiembre el Gobierno de México envió al Congreso, la secretaria de Energía (SENER), Rocío Nahle, aclaró que las empresas privadas y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) van a coexistir para poder suministrar el 100% de energía, “no se les va a nacionalizar ni un tornillo, ni una tuerca”. 

La funcionaria destacó que con esta iniciativa se plantea que las subsidiarias que se crearon en 2013 como resultado de la mal llamada reforma energética de Enrique Peña Nieto, se integren a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que ésta sea una sola empresa. 

“La reforma que hizo Peña Nieto le dio el estatus a la CFE de ‘empresa del estado’ para poderla dividir y fraccionarla. Con ello crearon nueve subsidiarias, cuatro filiales y cuatro unidades de negocios”, afirmó. 

Nahle explicó que esta reforma permitirá garantizar la seguridad y autosuficiencia energética de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a todas y todos los mexicanos, por lo que las tarifas de luz se podrán mantener a un precio justo, por debajo de la inflación. 

Además, la secretaria de Energía detalló que en 2013 se publicó el acuerdo “Términos para ofertas de capacidad basada en costos” y con ello se limitó a la CFE en el despacho de energía, incluso se violó la Ley de la Industria Eléctrica; por ello, ahora en el artículo 27 constitucional se establecerá que el Estado sea el responsable de la transición energética.

Por otro lado, aclaró que en el artículo 28 constitucional se garantiza que los privados podrán generar hasta 46% de la energía eléctrica y la CFE generará el 54%. 

También se cambiará el orden de despacho para garantizar las energías limpias en el siguiente orden: hidroeléctricas; nuclear; geotermia; despacho de gas y térmica; intermitentes: eólica y solar; gas de privados y carbón.

Desde 2014 y hasta 2018, explicó Nahle, hubo tres subastas a largo plazo de generación eólica y solar, que obligaron a la CFE a comprar durante 20 años a un precio fijo, lo que ha generado un “mercado perverso” en las subastas diarias de energía eléctrica, porque se acaba pagándoles a todos sobre las tarifas más altas.

Sobre el uso doméstico de energía solar, la funcionaria afirmó que no será cancelado pues se conectarán los calentadores y paneles al medidor para reducir el costo, el ahorro lo va a ver directamente el usuario no ninguna empresa. «Esa es la verdadera transición energética que se está dando en todo el mundo».

Respecto al litio, la titular de la SENER indicó que la reforma lo contempla como un mineral estratégico y en este sentido, este elemento es propiedad de la nación por lo que descartó que se vayan a entregar concesiones para su explotación, pero aclaró que las funciones que el Estado ejerza no constituirán un monopolio.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *