Niegan amparo a Lavalle Maury; confirman que recibió sobornos

Lavalle Maury se encuentra preso en el Reclusorio Norte por el caso Odebrecht y podría ser sentenciado a 39 años de prisión.

Una magistrada federal consideró que existen los datos de prueba suficientes para confirmar que el exsenador panista, Jorge Luis Lavalle Maury, sí recibió 97 millones 190 mil pesos como soborno para aprobar la reforma energética de Enrique Peña Nieto, y que lavó 52 millones 390 mil pesos. 

En la imputación que presentó la Fiscalía General de la República (FGR) se menciona que dicha instancia cuenta con información sobre que el monto ya mencionado puede ser superior. 

Esto, debido a que además de las 15 entregas de dinero que recibió Lavalle Maury a través de Rafael Caraveo Opengo, exsecretario de la Comisión de Administración en el Senado, este último aseguró que se realizaron otras entregas en diciembre de 2013 en las que no se firmaron recibos y cuyo monto “no recuerda”. 

Con estos argumentos, la magistrada Isabel Porras Odriozola rechazó otorgar el amparo contra la resolución del Tribunal Unitario en Materia Penal que ratificó la vinculación a proceso del panista por su presunta responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho.

Además, dijo que quedó demostrado que la intención de la asociación de legisladores panistas denunciados por Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (PEMEX), era concretar la reforma constitucional en materia energética, “pero no por un deber como servidores públicos, sino por un interés económico que injustamente recibían”.

Cabe señalar que de acuerdo con la FGR, Lavalle Maury recibió 97 millones 100 mil pesos, de diciembre de 2013 a agosto de 2014; sobornos que aceptó para que tanto él como otros panistas, promovieran y emitieran su voto a favor de la mal llamada reforma energética.

En sus declaraciones, Caraveo Opengo dijo que a finales de 2013 Lavalle Maury le pidió acudir por unos expedientes, para lo cual le dijo que llamaría a una persona con quien acordó verse en la contra esquina de la sede del Senado.

En ese lugar lo estaba esperando José Velasco Herrera, jefe de ayudantes de Lozoya, en una camioneta tipo Suburban, quien le pidió que abordara al vehículo y le entregó una maleta color negro en cuyo interior había fajos de billetes y no expedientes.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.