Negocios y capitalismo de cuates, eso fue la reforma energética de Peña: Benedith

A la oposición no le interesa informarse, sino llenarse los bolsillos y hacer negocios a costa del erario público y de la industria nacional, por eso rechazan la reforma eléctrica de AMLO: Rodrigo Benedith.

El objetivo principal de la reforma energética de Enrique Peña Nieto fue privatizar totalmente la generación de electricidad, ni siquiera fue una reforma neoliberal, fue una reforma de negocios y “capitalismo de cuates” que benefició a muy pocos, sentenció este martes Rodrigo Benedith, economista mexicano y experto en energía. 

Durante el programa Sin Censura de Vicente Serrano, Benedith evidenció las mentiras difundidas por los panistas Damián Zepeda y Ricardo Anaya respecto a la iniciativa eléctrica de la Cuarta Transformación, quienes, como muchos otros “especialistas”, han criticado la reforma con el claro objetivo de velar por sus intereses económicos y los de sus empleadores.

El economista señaló que a la oposición “no le interesa informarse, sino llenarse los bolsillos y hacer negocios a costa del erario público y de la industria nacional”, y es justamente por esto que han rechazado la reforma eléctrica del presidente Andrés Manuel López Obrador.  

“Lo que propone la reforma eléctrica de López Obrador es limpiar el desastre que dejó la reforma mal hecha de 2013. El presidente quiere que reconozcamos el servicio nacional eléctrico como lo que es: un bien estratégico de nuestra nación”, detalló. 

Además, refirió que la reforma peñista solo “partió” a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generándole muchas pérdidas como “en transmisión de electricidad que ronda en los 400 mil millones de pesos; en la distribución de electricidad; en la compra de electricidad cara; en el mercado y en pérdidas no técnicas”. 

Si dicen que la CFE tiene problemas, claro que los tiene, ¿generados por quién? Por ellos, por la reforma de 2013 y por gobiernos anteriores que no invirtieron en la empresa del Estado que llegó a ser una de las empresas más importantes del mundo en materia de energía”, apuntó. 

En este sentido, afirmó que lo que hace actualmente la oposición criticando tanto a la reforma eléctrica como a la paraestatal es un completo “despropósito”.

“Quien defienda la reforma de 2013 es un antipatriota pero además de eso, es darse un balazo en el pie, porque dejarle la generación de energía 100% a privados es estar completamente vulnerables a los vaivenes del mercado. Ya lo estamos viendo en España y en el resto de Europa”, expuso Benedith.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *