México consolida su liderazgo regional; “construyamos sociedades justas”: Ebrard

“Nos une la esperanza en que construyamos sociedades libres, justas, igualitarias; jamás nos resignemos a la desigualdad”: Ebrard.

Una vez más México ha confirmado su liderazgo regional y su retorno al proyecto de la Patria Grande; bajo este contexto, Marcelo Ebrard —figura clave en el movimiento de la Cuarta Transformación— está consolidando una de las principales tareas de esta administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador: la integración regional de América. 

En el marco del séptimo encuentro denominado “Cambio Ahora” del Grupo Puebla, y frente a líderes progresistas de Iberoamérica, Ebrard recordó la importancia de caminar en colectivo en favor del desarrollo incluyente dejando atrás el modelo neoliberal causante de la desigualdad. 

“Nos une, decía yo, la esperanza, ¿en qué? En que construyamos sociedades libres, justas, igualitarias; jamás nos resignemos a la desigualdad”, aseveró.  

Con el antecedente de la nueva política exterior planteada por López Obrador que ha sido mirar hacia el sur y abrirnos a nuestros aliados naturales, el canciller mexicano afirmó que al grupo de la izquierda latinoamericana los une la lucha contra la corrupción, desigualdad, el neoliberalismo y tráfico de armas.

“El otro asunto que nos une: la lucha contra la corrupción. La corrupción es privilegio, la corrupción atenta en contra de los valores que defendemos, que es esencialmente la igualdad y la dignidad humana, y todos los que estamos aquí tenemos esa misma causa”, enfatizó.

Contundente, Ebrard dijo que Latinoamérica y el Caribe no se resignan al cinismo pues “siempre ha sido conservador” y señaló que “aquí hay pensamiento-acción, hay ​​quienes estamos o tenemos la responsabilidad de los gobiernos, hay quienes ya la tuvieron, pero todos estamos pensando qué hay que hacer mañana para cambiar el mundo en el que vivimos”. 

Con encuentros como este y como la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que también se realizó en nuestro país en septiembre del año en curso, se consolida la voz de América Latina y el Caribe, y México se convierte en piedra angular para el diálogo multilateral que fue postergado por mucho tiempo en el continente.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.