Las desesperadas alianzas del PRIANRD

Sin principios, sin un proyecto novedoso, sin perfiles nuevos y olvidándose de las enemistades ideológicas del pasado, la nueva coalición del PRIANRD busca regresar al poder, aunque ya sabemos lo que pasa cuando se juntan.

El 22 de diciembre el PRIANRD (PAN, el PRI y el PRD) volvió a anunciar una nueva alianza denominada Va por México, con la cual buscan construir un frente en contra de Andrés Manuel López Obrador y retomar el poder. 

En su anuncio, la nueva coalición de la oposición dio a conocer que su principal propósito será reducir la mayoría de lugares que Morena tiene en los congresos federal y estatal, además de velar por el bien de México. 

“Hemos tomado la determinación de unirnos por el bien de México, la coalición es un esfuerzo conjunto que parte del reconocimiento de una realidad adversa, de un diagnóstico en el que coincidimos y de una plataforma que se ha ido construyendo siempre pensando en la ciudadanía como el centro neurálgico del proyecto“, declaró Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI. 

La coalición ha sido criticada por algunos sectores de la sociedad, entre estos los obradoristas y morenistas, quienes han remarcado la falta de ética y principios de dichos partidos, para volver a tomar el poder.

Su alianza, quizá sería creíble si nunca hubieran estado en el poder, pero no hay que olvidar que el PRI estuvo por más de 70 años y el PAN doce años en el Ejecutivo, y es evidente los resultados que dieron a los mexicanos.

“Gatopartidismo”, calificaba AMLO a la nueva alianza de sus opositores, “Si un partido se desgastaba recurría a otro para que aparentara que había cambios. Las cosas en apariencia cambian pero siguen igual”, acusó.

“Por el bien de México”, el PRIANRD intenta volver, pero no hay que olvidar lo que le pasa al país cuando estas fuerzas políticas trabajan juntas.

Pacto por México

En 2012, con Enrique Peña Nieto al mando, las principales fuerzas del país firmaron un acuerdo al que llamaron Pacto por México. Su único propósito era aprobar las “reformas estructurales o transformadoras” y con éstas “mover al país”.

El PRIANRD conformaron el Pacto por México para aprobar las «reformas estructurales» que empobrecieron a México.

Se componía de tres ejes rectores como el fortalecimiento del país, la democratización de la economía y la política, así como la participación de los ciudadanos como actores fundamentales.

Lo integraban priistas, panistas y perredistas, y bueno, ya sabemos cómo terminó todo. La relación se fue fracturando, se aprobaron las reformas, no hubo cambios en el país, la pobreza extrema no terminó y ocho años más tarde saldría Emilio Lozoya, imputado por corrupción, a dar a conocer los sobornos millonarios que se dieron para aprobar las reformas. 

En total, se entregaron unos 52 mil millones de pesos a los legisladores del blanquiazul, entre estos a funcionarios como el exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, el excandidato presidencial Ricardo Anaya, el gobernador de Querétaro Francisco Domínguez y el de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y demás. 

Por México al frente

El PAN, Movimiento Ciudadano y el casi extinto PRD se unieron para competir juntos por las elecciones federales y obtener la corona, la presidencia de la República. Con varios candidatos en común desde lo local, estatal y el federal, en el que su máxima apuesta era Ricardo Anaya, buscaban obtener el poder. 

MC, PRD y PAN buscaban llegar de la mano a la Presidencia de México en 2018.

Esta vez, el PRI no participó porque tenían la plena confianza en que su candidato José Antonio Meade saldría ganador frente a Andrés Manuel López Obrador, el aspirante de Morena. 

Pero los mexicanos no perdonaron, el Pacto por México sin duda sembró una serie de dudas provocada por las acciones de las que son capaces estos partidos políticos cuando se unen. 

El principal fin Por México al Frente era cambiar de régimen y terminar con los intereses que ahora componen la política, haciendo referencia al PRI, pero cuatro años más tarde se unen a él en Va por México, a excepción de Movimiento Ciudadano quien esta vez ha decidido competir solo. 

Em junio de 2021, el PRIANRD buscará de cualquier manera volver a llegar al poder, quizá su error es suponer que juntos tienen la capacidad de hacer frente a Morena y de que los mexicanos olvidaran los escandalos de corrupción, impunidad, que juntos y por separado le han hecho al país.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *