El INE opera entre ‘sueldazos’, lujos y privilegios

Entre sueldazos, lujos y privilegios opera el INE, liderado por Lorenzo Cordova, a pesar de que debería ser un ejemplo de austeridad.

Lorenzo Cordova, presidente del Consejo General del Instituto Nacional Electoral lo  rodean asesores, coordinadores, secretarios particulares, secretarios privados, asistentes personales y líderes de proyectos y representan un gasto millonario para el organismo. 

De acuerdo a la investigación de Luis Guillermo Hernández, doctor en comunicación, el área de la Presidencia del Consejo General representa un gasto anual al INE de 30 millones de pesos sólo de salarios sin contar gastos operativos, las prestaciones o compensaciones extraordinarias que reciben los trabajadores. 

Quien encabeza la lista es obviamente el presidente del Consejo, Lorenzo Córdova quien cada mes se mete a los bolsillos 178 mil pesos, libres de impuestos y retenciones. 

Entre los funcionarios que más ganan está el jefe de Oficina del Presidente del INE, Emilio Buendía, quien percibe mensualmente un sueldo de 150 mil 500 pesos, libres de impuestos seguido por el secretario particular de Lorenzo Cordova, Francisco Javier Naranjo, quien gana 128 mil 597 pesos mensuales netos. 

Estos personajes, cuyo sueldazos no se contempla el conjunto de prestaciones adicionales que duplican su salario, ganan más que el presidente de la República o que los secretarios de estado. 

La estructura laboral cercana a Córdova también la integran una decena de asesores quienes cobran 100 mil pesos mensuales, 40 mil pesos más que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. 

Entre estos se encuentran Enrique Aguirre, abogado con doctorado en Derecho; Armando Arroyo, un pasante de la carrera de Relaciones Internacionales; Ernesto Núñez, un periodista que fue editor de Reforma; Noé Castellanos, un doctor en Ciencia Política, Silvia Araceli de Luna, contadora pública y Felipe de Jesús Zermeño, exsecretario Técnico del Senado durante la presidencia del PRD. 

No sólo son sueldazos

Todos los funcionarios que rodean a Córdova no solo tienen sueldazos, también tienen prestaciones de primer nivel como prima vacacional, prima semestral, prima de gastos funerarios hasta mil veces el salario mínimo, 40 días de aguinaldo, un pago por gastos de alimentación por hasta 11 mil pesos mensuales, un pago de despensa por 3500 pesos mensuales  y una serie de compensaciones económicas generales.

Un seguro institucional de 40 meses de sueldo; un seguro colectivo de retiro, un seguro de gastos médicos mayores, así como un seguro de separación individualizado en el que el INE aporta un monto y otro el trabajador.

En la estructura se suma también alrededor de treinta empleados de menor nivel, cuyos sueldazos oscilan entre los 25 mil y los 70 mil pesos mensuales.

De acuerdo a la investigación de Guillermo Hernández, en el círculo de Córdova aumentaron los espacios de primer nivel, a pesar de que con el llamado de AMLO se exigió a los distintos organismos públicos a ceñirse a una política de austeridad, varios trabajadores fueron movidos a otras áreas.

En su petición presupuestal para el ejercicio 2021 del INE, Córdova expuso ante la Cámara de Diputados su compromiso de austeridad sin comprometer la democracia ni tampoco su capacidad operativa, luego de que en 2020 protestara por los recortes que le fueron impuestos al organismo. 

“No es posible garantizar el desarrollo del proceso electoral en condiciones de seguridad, tanto para el personal del Instituto como para los ciudadanos funcionarios de casilla y votantes. De igual modo, y a pesar del esfuerzo del Instituto para reducir los costos de la Consulta Popular, el legislativo no contempla recurso alguno para ese ejercicio de participación ciudadana” expresó Lorenzo Córdova quien pese a lo dicho sigue manteniendo los sueldazos de su séquito de empleados.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *