Convenio entre IMSS y app’s precarizará aún más el trabajo de repartidores: UNTA

Miembros de la UNTA aseguraron que el convenio entre el IMSS y las aplicaciones traerá severas consecuencias para los repartidores como la disminución de ingresos.

Luego de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) firmara un acuerdo con las empresas DiDi, Uber, Rappi y Beat, para que choferes y repartidores puedan contar con seguridad social, integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores por Aplicación y Reparto de México (UNTA) reprobaron el convenio y declararon que no son “trabajadores independientes”. 

Por medio de un comunicado, los repartidores del sindicato señalaron que esta acción solo revalida la violencia que ejercen las plataformas con sus empleados a quienes llaman “socios” o “trabajadores independientes”. 

“Somos trabajadores subordinados que tienen una relación laboral con las empresas. El reconocimiento de esta relación implicaría el acceso a derechos como prestaciones, entre otros”, indican. 

Además, explican que a los trabajadores por aplicación se les ha otorgado una identidad dual, pues desde 2019 pagan impuestos y dicha tasa impositiva significa el pago de casi una cuarta parte de los ingresos de los repartidores. 

En este sentido, detallan que con la firma que realizó Zoé Robledo, director del IMSS, con las empresas ya mencionadas, “los ingresos de los trabajadores disminuirán drásticamente”. 

“Estas empresas, al evadir sus responsabilidades patronales, evaden las aportaciones a la seguridad social y el pago de impuestos que corresponden a una relación laboral, sin embargo, se las han arreglado para transferir estos costos a los trabajadores”, puntualizan. 

Finalmente recriminaron que “los grandes ausentes en estos  convenios somos los trabajadores por aplicación quienes no fuimos invitados ni considerados para la toma de decisiones”. 

Cabe destacar que las y los repartidores de estas plataformas enfrentan a una modalidad de trabajo altamente precarizada, caracterizada por la inestabilidad de los ingresos, una significativa proporción de tiempo no remunerado, largas jornadas de trabajo, ausencia de protección sociolaboral, así como falta de opciones de diálogo y representación.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *