«Anaya está contento con ser una burla»

Anaya

El material que ha compartido desde que comenzó su gira ha evidenciado aún más su clasismo y racismo, al «exotizar» la pobreza y ocuparla como parte de un malogrado discurso político. 

En septiembre del año pasado, el panista Ricardo Anaya Cortés difundió un video en sus redes sociales para anunciar su regreso a la vida política. Su reaparición coincidió con el señalamiento de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), sobre haberle entregado sobornos a cambio de su voto para aprobar la reforma energética durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. 

Anaya ha manifestado su interés en la presidencia rumbo al 2024 y, a raíz de esto, comenzó una gira por diferentes estados de la República, grabando videos para su canal oficial de YouTube, en los que busca “lograr empatía” con el pueblo de México. No obstante, según la opinión pública, el panista está consiguiendo todo lo contrario. 

El material que ha compartido desde que comenzó su gira ha evidenciado aún más su clasismo y racismo, al «exotizar» la pobreza y ocuparla como parte de un malogrado discurso político. 

Anaya ha sido linchado en redes sociales, pues sus videos recorriendo municipios se han convertido en el material perfecto para que el político sea objeto de críticas y burlas. Sin embargo, el periodista Álvaro Delgado ha señalado que “Anaya está contento con ser una burla».

A continuación, te dejamos cuatro ocasiones en las que el político blanquiazul ha sido ridiculizado mediáticamente en su intento por «conectar» con los mexicanos. 

Anaya conoce el transporte público

Uno de los primeros videos que desató la ira y burla de los usuarios de redes sociales fue en el que Anaya acompaña a una enfermera que vive en Ixtapaluca y debe transportarse hasta su centro de trabajo, ubicado en Lindavista.

Ante esto, muchas personas criticaron que el político no sabía ni cuánto tenía que pagar de pasaje, debido a que nunca se había trasladado en transporte público. Incluso, algunos se mofaron de él, mencionando que por fin “pudo conocer las monedas de 10 pesos”. 

“Más FALSO así como su ‘amor por México’. Por cierto, ¿su familia seguirá viviendo en Atlanta?”, le cuestionó una usuaria. 

Anaya «ahora sí» quiere ayudar a los mineros

En otro video, como parte de su gira de promoción, el excandidato presidencial del PAN visitó una mina de carbón en Coahuila, conocida como “Pocito”, y habló sobre la labor de los mineros, quienes trabajan bajo condiciones peligrosas y arriesgan su vida y su salud. 

No obstante, el panista olvidó mencionar que, en 2011, cuando ya era funcionario federal en la administración de Felipe Calderón, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) publicó un informe en el que se especifica que las condiciones de seguridad e higiene en la zona carbonífera de Coahuila no son idóneas para asegurar un trabajo digno. 

Su incongruencia desató furor en las redes y hubo algunos usuarios que le exigieron “no ser hipócrita”, al identificarlo como uno de los principales responsables de la situación que hoy enfrentan los mineros, ya que durante el sexenio peñista, Ricardo Anaya apoyó leyes que violentaron la actividad primaria. 

Fotomontaje en una tortillería 

El 31 de marzo, el abanderado blanquiazul publicó un montaje fotográfico de él, en el que se le observa “formado” en una fila de una tortillería mientras sostiene un taco. La publicación iba acompañada de la leyenda “¡Feliz #DíaDelTaco!”. 

Internautas no tardaron en responder al post y lo criticaron al asegurar que él nunca se ha parado en un negocio popular como una tortillería, por lo que les resultaba un chiste de mal gusto y fuera de lugar. 

“Nos reíamos de ti, no contigo. Y una tortillería no es taqueria”, le respondió un usuario. 

#ConLasCaguamasNo

Recientemente, el panista volvió a compartir un meme en su cuenta de Twitter, sobre las declaraciones que hizo respecto al gasto destinado a la compra de ‘caguamas’ por parte de algunos padres de familia. 

En la imagen, se ve un anuncio promocional en el que aparece Anaya posando al lado de una botella de cerveza, invitando a los clientes a comprar caguamas aunque no hayan pagado los servicios básicos como el gas, la luz y el agua.

Además, en la publicación, escribió: “Miren lo que me encontré”, acompañado de varios emojis de caritas riendo. Las reacciones no se hicieron esperar, usuarias y usuarios viralizaron el hashtag #ConLasCaguamasNo, para burlarse del absurdo discurso de Anaya. 

Hubo quienes le reprocharon que se indignara más por lo que una persona hace con su dinero, que porque gane dos mil pesos a la semana.

“Hay políticos que se sienten más cómodos siendo payasos que estadistas”, comentó un internauta en el post

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *