Xiomara Castro reaviva la esperanza en Honduras; ¿cuáles son sus retos?

Xiomara Castro, líder de izquierda y defensora de las causas justas, ha reavivado la esperanza de un país que desde hace varios años se encuentra en una crisis permanente.

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, se convirtió en la gobernante más votada en la historia del país centroamericano; su triunfo promete una nueva era de inclusión democrática en un país que desde hace varios años se encuentra en una crisis permanente. 

En este sentido, Castro, la primera jefa de Estado en un país profundamente conservador y la primera líder de izquierda electa democráticamente, se enfrenta a grandes desafíos; a continuación te presentamos algunos de ellos. 

Corrupción

De acuerdo con la Organización para la Transparencia Internacional, Honduras ocupa el puesto 157 entre 180 países en el índice de percepción de la corrupción. 

Bajo el gobierno de Juan Orlando Hernández, el Congreso hondureño ha bloqueado continuamente los esfuerzos anticorrupción.

Por mencionar un ejemplo, aprobó un nuevo Código Penal para reducir las condenas por corrupción y un tribunal desestimó los cargos contra más de 20 personas acusadas de malversación de fondos públicos.

Narcotráfico

En Honduras el narcotráfico alcanza a las más altas esferas, y para muestra, familiares de los últimos dos presidentes han sido procesados y encarcelados en el extranjero por este delito. 

De hecho, el mismo Orlando Hernández ha sido denunciado de recibir maletines llenos de dinero, de celebrar reuniones clandestinas con narcotraficantes y de intentar invertir en un laboratorio de cocaína. 

Lo anterior, pues criminales que se entregaron en EE.UU. señalaron al presidente por tráfico de drogas e incluso, durante el juicio, su hermano menor Antonio Hernández fue condenado a cadena perpetua por este delito. 

Migración

Desde 2018, miles de migrantes han partido de Honduras con la esperanza de llegar a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida. 

La gente de Honduras ha emigrado huyendo de la violencia del crimen organizado, de la crisis económica y en consecuencia, de la falta de empleo; este último punto ha sido identificado por Castro como uno de los factores más graves que obliga a la población a migrar. 

Recientemente, Castro y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, acordaron atender las causas fundamentales de la migración irregular desde una perspectiva humanitaria.

Conservadurismo y violencia machista 

Los retos que tiene Castro en esta materia no son pocos; Honduras es el país con más feminicidios en la región: 4,7 por cada 100 mil mujeres, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Tan solo, en lo que va del año y hasta el pasado 25 de noviembre, 321 mujeres han sido asesinadas. Además, la impunidad en estos casos supera el 95%.

De acuerdo con El País, cada tres horas hay una denuncia por abuso; cada 17 matan a una mujer y cada mes al menos 20 mil casos violencia doméstica son denunciados.

Castro plantea legalizar el aborto en las tres causales básicas, como en caso de violación y aunque su propuesta ha causado polémica, la líder de izquierda indicó que es un tema que debe abordar el Poder Legislativo. 

Su llegada ha reavivado la esperanza en miles de mujeres porque, aseguran, es una persona sensible a los derechos humanos y defensora de las causas justas. 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.