¿Por qué algunas frases que circulan el 8M están mal y es un error difundirlas?

Contrario a lo que se piensa, el 8 de marzo no es un día de celebración. En esta fecha las mujeres marchan, gritan, luchan por sus derechos y recuerdan a todas las que ya no están. 

No es un hecho inédito que cuando llega el 8 de marzo, varias preguntas y frases comienzan a circular en redes sociales, se mandan por mensajes en WhatsApp y se escuchan en reuniones familiares, las más comunes: “Si conmemoras el Día de la Mujer, ¿por qué no el del hombre?”, “ni machista ni feminista” y no podía faltar el: “Feliz Día de la Mujer”. 

Estas frases y preguntas no solo son equivocadas, sino que minimizan los problemas que todos los días enfrentan las mujeres por el hecho de serlo. 

Este, es un día para recordar que el 8 de marzo no se celebra, se lucha contra la desigualdad, contra el machismo y el sistema patriarcal; hoy las mujeres gritan por las que ya no están y honran a las que, como ellas, salieron a protestar por sus derechos. A continuación te explicamos con algunos ejemplos. 

“Ni machismo ni feminismo” 

Esta es una de las frases más comunes que circulan en redes sociales y muchas personas piensan que ser feminista es lo opuesto a ‘machista’, pero no, son conceptos completamente distintos. El machismo promueve la superioridad del hombre, su dominación frente a la mujer. 

El feminismo defiende la igualdad de derechos y oportunidades, es un movimiento que lucha por la realización de estos principios; además, es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente. Por tanto, esa premisa es una falsa oposición. 

Si conmemoras el Día de la Mujer, ¿por qué no el del hombre?”

Esta respuesta es muy sencilla: las brechas de género existen en todos los países y se encuentran en todos los ámbitos: social, laboral, familiar, educativo, económico, político, etc. El día en que estas brechas desaparezcan, al igual que la violencia contra las mujeres, ya no habrá necesidad de tener que recordar un 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

La conmemoración de este día tiene sus orígenes justamente en las manifestaciones de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, en las que las mujeres reclamaban igualdad, mejores condiciones laborales y derecho al voto. 

“No soy machista, ayudo en las tareas del hogar” 

La frase se relaciona directamente con la disparidad entre hombres y mujeres y el lugar que se le asigna a ellas en la sociedad. Históricamente a la mujer se le ha asignado el rol de ‘cuidadora’ y al hombre el de ‘ayudador’, sin embargo, esto no podría ser más equivocado. 

Las tareas del hogar son responsabilidad de lxs integrantes de un núcleo familiar o de pareja. Por ende, cualquier hombre que realice una de estas, no es más que una persona funcional. 

Sin embargo, dicha premisa resulta alarmante en un país como México, donde, según estudios, las mujeres dedican en promedio 30 horas al trabajo doméstico mientras que los hombres solo 10. Este dato es un reflejo de la desigualdad estructural en nuestra sociedad.

“¿Por qué se enojan? Es solo un piropo”

Este es otro enunciado equivocado, inapropiado y violento. El acoso sexual va disfrazado de ‘piropo’ y las mujeres se someten a él todos los días en los espacios públicos e incluso dentro de su mismo núcleo familiar. 

De acuerdo con un estudio realizado por ONU Mujeres, solo en la Ciudad de México el 97% de ellas han padecido violencia sexual a lo largo de su vida. 

En el sistema patriarcal, las mujeres siguen siendo víctimas de acoso y violencia sexual en todos los ámbitos. La indiferencia e indolencia a este hecho desemboca en el feminicidio de miles de mujeres en la región. 

¿Cómo voy a ser machista si tengo mamá, esposa e hijas?

Muy sencillo: una cosa no tiene nada que ver con la otra. Puedes crecer rodeado de mujeres y ser machista. 

Ser hijo, hermano, novio, esposo o papá no exime a ningún hombre de tener comportamientos machistas, porque estas conductas son un resultado de las normas sociales, del sistema patriarcal y de los estereotipos que existen en la sociedad. 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.