¡Por fin, justicia para Lydia Cacho! Detienen al ‘Gober precioso’

Tras años 14 años de exigir que su caso no quedara en la impunidad, por fin la periodista Lydia Cacho tendrá justicia, tras la detención del ‘Gober precioso’.

Para enfrentar los cargos de tortura en agravio cometido en 2005 contra de la periodista Lydia Cacho, Mario Marín, el ‘Gober precioso’, fue detenido por la Fiscalía General de la República.

El exfuncionario prófugo de la justicia se ocultaba en Acapulco, Guerrero. Fue trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) Benito Juárez en Quintana Roo para enfrentar los cargos en su contra. 

Al momento de su detención, el exgobernador de Puebla, “estaba con algunos familiares en la casa de una hermana, en una colonia alejada de playa”, declaró uno de los oficiales a cargo. 

El 11 de abril de 2019, la magistrada María Elena Suárez Préstamo giró las órdenes de aprehensión en contra de cuatro personas involucradas en los agravios cometidos contra la periodista Lydia Cacho. 

Los acusados además del ‘gober precioso’ Mario Marin, están el empresario, Kamel Nacif; al exdirector de la Policía Judicial, Hugo Adolfo Karam, y al excomandante Juan Sánchez Moreno, el cual fue detenido en abril de 2009. 

Lydia Cacho celebró la detención del ‘Gober precioso’ y pidió ir por los demás involucrados en su caso, escribió en su cuenta de Twitter. 

“La ⁦@FGRMexico me avisó en cuanto detuvieron al exgobernador #MarioMarin escondido en Acapulco. Llevo 14 años buscando justicia por haber sido torturada por este cómplice de  redes de #PornografíaInfantil Vamos por todos”, escribió.

Quien también agradeció a la FGR la detención del exmandatario fue el actual gobernador de Puebla Miguel Barbosa.

¿De qué se le acusa?

El exgbernador de Puebla es acusado de estar involucrado en el secuestro y tortura de la periodista Lydia Cacho tras la publicación del libro Los Demonios del Edén: el poder detrás de la pornografía infantil, en el que exhibió una red internacional de delincuencia organizada.

La red estaba liderada por el empresario Jean Succar Kuri, dedicada a la trata y explotación sexual de niñas y niños de entre 4 y 14 años de edad, y en la cual también estaban involucrados el empresario Kamel Nacif Borge y el exgobernador priista Mario Marín Torres.

En reiteradas ocasiones Cacho declaró que el ‘gober precioso’ era protegido por un grupo criminal dentro de puebla.

Además, tras la detención de Juan Sánchez, Lydia Cacho lamentó los pocos avances de las investigaciones y acusó al titular de la Fiscalía General de la República de ser indiferente e ignorar su caso. 

La evidencia

Un audio publicado, de una llamada telefónica, entre Kamel Nacif y Mario Marín, evidencia el nivel de influencia de los empresarios con el gobierno. Éste fue publicado por la Jornada en 2006. 

En grabación se escucha a ambos personajes hablar de la periodista, y Marin se compromete con darle “sus coscorronazos” por incomodar a Nacif. 

— Qué pasó mi góber precioso, mi héroe chingao- le decía Nacif a Marín. 

— No, tú eres el héroe de esta película, papá. Ya ayer acabé de darle un pinche coscorrón a esta vieja cabrona. Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley, le respondía el gobernador a Marín.

Cacho fue detenida en Quintana Roo y trasladada hasta Puebla, un trayecto que duró más de 20 horas, y en el cual fue torturada y amenazada de muerte por los agentes ministeriales. 

La periodista denunció las agresiones de las que fue víctima, así como el abuso de poder del gobierno priista encabezado por Marín. 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *