Modelo de agricultura de ANEC, una herramienta poderosa en pro de la soberanía alimentaria

«Desde hace 25 años nos hemos propuesto participar en una transformación profunda y radical en la agricultura»: ANEC.

La Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), destacó que el modelo de Agricultura Campesina de Conocimientos Integrados / Manejo Integrado de Cultivos Inducidos (ACCI-MICI) —el cual se creó como una alternativa para una agricultura sustentable— ha tenido avances importantes. 

Por medio de un comunicado, la organización señaló que desde hace 25 años “nos hemos propuesto participar en una transformación profunda y radical en la agricultura”; en este sentido, el ACCI-MICI ha contribuido a la práctica de una agricultura rentable, sostenible y resiliente, orientado a recuperar y mejorar la salud de la sociedad (consumidores, agricultores, jornaleros) y de los recursos naturales del planeta. 

Además, se hace hincapié en que las y los campesinos deben recuperar el control de su proceso productivo para que sean protagonistas principales de la producción de alimentos, liberándose del papel de consumidores de agroquímicos.

“Su fundamento radica en el conocimiento integral y sistémico del cultivo para la toma de decisiones en el corto y mediano plazo, que garantice un proceso productivo rentable, con costos bajos y con autoproducción de insumos orgánicos. Reconoce al suelo como un sistema vivo y complejo incidiendo en la recuperación de su fertilidad”, se expone en el comunicado. 

La ANEC señala que en términos de políticas públicas y en el contexto de la Cuarta Transformación, “los cambios son estructurales e importantes en cuanto a sistemas alimentarios se refiere”. 

Por ello, apuntan que la Estrategia de Asistencia Técnica (EAT) del Programa de Producción para el Bienestar, es un paso importante para lograr la erradicación de los modelos agroempresariales y para impulsar la agroecología. 

“Esto es alentador, en términos de su contribución al mejoramiento de vida de los y las campesinas, del medio ambiente y, por ende, del futuro de la humanidad”. 

Finalmente, exponen que la autoproducción de insumos debe ser una herramienta esencial y estratégica para cambiar la cara de la agricultura en México y la integralidad de los ecosistemas.

“Tenemos una oportunidad invaluable para transformar y cambiar el rumbo de nuestro país”.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *