Mancera lavó dinero por mil millones de pesos

Miguel Ángel Mancera lavó dinero por mil millones de pesos durante su gobierno como jefe de Gobierno en la Ciudad de México.

El desvío por casi mil millones de pesos en el gobierno del perredista Miguel Ángel Macera fue descubierta por el equipo de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

La investigación indica que a finales del 2017 e inicios del 2018, la Secretaría de Finanzas (Sefin) otorgó contratos a cuatro empresas por un monto cercano a los 976 millones de pesos para que desempeñaran las funciones que correspondían a la dependencia.

Dichas empresas tenían que realizar la solicitud de devoluciones sobre el pago de impuesto sobre la renta (ISR) retenido a los trabajadores de la CDMX, una actividad que la secretaría ya había realizado desde el 2014.

Las 12 empresas, que además se relacionan con otras ocho direcciones, socios y número telefónicos movieron en 2018 más de 1,500 millones de pesos entre ellas transferencias en dólares y depósitos a varias cuentas, una de ellas en Ginebra, Suiza, conocido por ser un paraíso fiscal.

Las operaciones se dieron en el gobierno de Miguel Ángel Mancera y continuaron bajo la administración de José Ramón Amieva, quien sustituyó al primero cuando decidió contender por una curul en el senado. 

De acuerdo a la investigación, el primer contrato fue con Miguel Ángel Vázquez, subsecretario de Desarrollo y Capital Humano en Finanzas, hoy preso por delitos cometidos por servidores públicos y desvío de fondos. 

Los otros tres contratos se dieron cuando el cargo de Miguel Vásquez lo ocupaba Antonio Paz García, su concuño.

Mexicanos contra la corrupción señala que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) menciona que el comportamiento descrito obedece a “esquemas para lavar dinero, posiblemente derivado del desvío de recursos públicos”, y coloca a dos empresarios, Rigoberto Contreras Cortés y Martiniano Rodríguez Sánchez, en el centro de este entramado de compañías.

Rodriguez Sánchez fue asesinado el pasado viernes  en la Colonia Nápoles, en la Ciudad de México, a unos metros de la oficina donde estaban registradas las empresas involucradas. 

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México explicó que el asesinato fue realizado por dos sicarios que viajaban en motocicletas y que podría estar vinculado a su rol dentro de una empresa que dio servicio a la Secretaría de Finanzas de la CDMX en el gobierno anterior.

Mancera protegió a Toledo

La presidenta del consejo nacional de Morena, Bertha Luján, aseguró que cuando fue jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, protegió a Mauricio Toledo, quien ahora es investigado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) por enriquecimiento.

“Tenemos claridad que en la administración del licenciado Mancera hubo una protección directa a Toledo, y que incluso al nivel de la Procuraduría había gente encargada de cuidarle las espaldas y de congelar los expedientes que tienen que ver con los delitos que hemos denunciado», dijo.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *