Lula da Silva será candidato para vencer a Bolsonaro en elecciones de Brasil

Lula

«Bolsonaro ganó solo porque no compitió contra mí (…) Yo fui condenado por ser el presidente de mayor éxito de la República y el que hizo más por los pobres», declaró Lula en su momento.  

En entrevista para el medio Paris Match, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que no dudará en ser candidato presidencial en las elecciones de 2022, si está en la mejor posición para ganar los comicios y goza de buena salud. 

Además, el líder del  Partido de los Trabajadores (PT) mencionó que, durante su gestión, Brasil creó lazos fuertes con Europa, América del Sur, Estados Unidos, China y Rusia, por lo que el país sudamericano se convirtió en un importante actor en el escenario mundial.  

Las declaraciones de Lula se dan luego de que, hace unos días, una encuesta del instituto Datafolha lo ubicara como el gran favorito para los comicios brasileños del próximo año, pues según el estudio, Da Silva derrotaría por un amplio margen al actual mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro. 

Dicha encuesta revela que el líder del PT sería el rotundo ganador con el 41% de la preferencia electoral dejando muy por debajo a Bolsonaro, el cual alcanza apenas el 23% de la intención, seguido por el exjuez Sergio Moro, quien tiene el 7%. 

Asimismo, para una segunda vuelta electoral, el favoritismo de Lula da Silva es de 55% contra el 32% de Jair Bolsonaro. 

Cabe destacar que, en 2018, el actual mandatario de ultraderecha consiguió la victoria debido a que en ese momento Lula se encontraba como preso político, tras un proceso de lawfare que instrumentaron la justicia brasileña y los simpatizantes de Bolsonaro para evitar que sea candidato. Con esta acción, buscaron anular política y mediáticamente al líder de izquierda, además de privarlo del derecho a ser candidato presidencial en las elecciones de ese año y las de 2019, ante la inminente victoria que le auguraban todas las encuestas.

Es importante recordar que Sergio Moro, el juez encargado de condenar a Da Silva —sin presentar una sola prueba— después fue nombrado Ministro de Justicia y Seguridad Pública de Bolsonaro, y ahora pretende contender en las elecciones.

«Bolsonaro ganó solo porque no compitió contra mí (…) Yo fui condenado por ser el presidente de mayor éxito de la República y el que hizo más por los pobres», declaró Lula en su momento.  

En este sentido, el llamado lawfare (guerra jurídica) provocó que el exmandatario pasara 580 días en la cárcel de manera injusta y sin pruebas, mientras que, por otro lado, ocasionó la llegada de un jefe de Estado cuyo discurso fascista y su pésima gestión de la pandemia por COVID-19 ha demostrado una incapacidad alarmante para gobernar al país sudamericano y ha encaminado a Brasil a una profunda crisis social y económica insostenible. 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *