Debanhi Escobar fue víctima de feminicidio, revela dictamen forense

El dictamen forense reveló que Debanhi fue golpeada en la cabeza en diversas ocasiones y su cuerpo presentaba signos de violencia sexual. 

El segundo informe forense que solicitó la familia de Debanhi Escobar y al cual tuvo acceso el medio español El País, reveló que la joven fue asesinada y sufrió abuso sexual antes de morir, datos que desmienten la versión de la Fiscalía de Nuevo León. 

El dictamen solicitado por el padre de la joven, Mario Escobar, indica que Debanhi, de 18 años, habría sido golpeada en la cabeza con un “agente contundente” en varias ocasiones, además de que se encontraron “huellas de una relación sexual violenta”.

El texto señala que el caso de la joven Debanhi es una “muerte violenta homicida”, y esta habría ocurrido antes de que fuera depositada al interior de la cisterna donde la encontraron las autoridades.

Lo anterior desmiente y descarta la hipótesis que deriva de la primera necropsia oficial emitida por la Fiscalía de Nuevo León, la cual apunta que la joven cayó sola a la cisterna y por ende, la causa de su muerte fue debido a un accidente. 

El segundo dictamen forense, que analiza las imágenes de la exploración médica del cadáver, pruebas diagnósticas y conclusiones, sostiene que el cuerpo de Debanhi presentaba signos de violencia sexual.

“El cuerpo presenta huellas de una relación sexual vaginal, violenta y reciente. Esto se deduce por haber encontrado equimosis violáceas y hematomas en la zona exterior de los genitales”, se explica en el texto. 

Además, el forense concluye que la joven falleció antes de que su cuerpo fuera introducido o arrojado a la cisterna y refiere que la causa de muerte ocurrió por una “hemorragia intracraneal que provocó un choque neurogénico (daño al sistema nervioso) y este, un paro respiratorio”. 

No obstante, apunta que Debanhi presentaba más lesiones en la cabeza y no solo una: “Equimosis violáceas en ambos lados de la región frontal del cráneo, en párpados derechos e izquierdos, en el lado izquierdo de la nariz, en ambos labios, arriba de la oreja derecha y la región retroauricular derecha”, señala el documento. 

Según la manera de muerte que describe el doctor, “las contusiones craneofaciales son de origen externo al cuerpo y por ser intensas, repetidas y con diferentes ángulos de impacto, se deduce que fueron causadas por otra persona y que se trata de una muerte violenta homicida”. 

Otra de las pruebas forenses determina que Debanhi se encontraba descalza, con calcetines, y con el torso parcialmente desnudo.

“Presenta blusa blanca sin mangas, deslizada hacia el cuello por fuera de la extremidad superior derecha (brazo derecho) y por el lado izquierdo, deslizada hasta la axila izquierda por dentro de la extremidad superior izquierda (brazo izquierdo)”, indica el informe.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.