Seis funcionarios mexicanos protegían a mafia rumana que operaba en México

Santiago Nieto, titular de la UIF dio a conocer que hay seis funcionarios involucrados con la mafia rumana que operaba en Cancún, cuyas cuentas fueron bloqueadas el fin de semana. 

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto confirmó que hay seis funcionarios que protegían a la banda delictiva rumana que operaba en los principales centros turísticos del país y cuya actividad consistía en clonar tarjetas de crédito y débito.

“Hay un grupo de personas que estaban ligadas, unas seis personas que estaban relacionadas con el ejercicio del poder público que, al parecer, están recibiendo algún tipo de beneficio o estaban generando algún mecanismo de protección”, dijo.

La UIF bloqueó las cuentas a decenas de personas y empresas pertenecientes a una banda rumana involucrada con el saqueo de cajeros automáticos en Cancún y en otros destinos turísticos de México, según reveló una investigación conjunta con el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI), denominada Operación Caribe.

La banda era liderada por Florian Tudor, ciudadano rumano, investigado por portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, delitos contra la biodiversidad y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

“Por acuerdo del gabinete de seguridad nacional del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, bloqueamos a 79 personas físicas y morales de un grupo delictivo con personas de nacionalidad rumana y mexicana, que se dedicaban a clonar tarjetas de crédito y débito en los destinos turísticos”, confirmó Nieto, en su cuenta de Twitter.

A través de un comunicado, la UIF señaló que detectó operaciones entre miembros de la banda por 463 millones de pesos; transferencias internacionales por más de 483 millones, así como la emisión de cheques y miles de transferencias interbancarias por 4 mil 643 millones de pesos.

Desde febrero de 2020, el FBI solicitó a la UIF su colaboración para rastrear las propiedades y transacciones realizadas por Florian Tudor, presunto líder de la banda, y sus socios Adrian Constantin Tiugan y Adrián Ninel Enachescu.

El bloqueo de cuentas ocurrió ocho meses después de que OCCRP (Organized Crime and Corruption Reporting Project), Quinto Elemento Lab, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y Rise Project publicaran una investigación que reveló las operaciones del grupo criminal rumano.

La fuente de la UIF estimó que la banda está involucrada con operaciones ilícitas por 240 millones de dólares al año a nivel global, cifra similar a la que reveló la investigación periodística.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *