¡Resultado de Morena es histórico! Por primera vez en décadas, el partido en el poder no pierde curules en elecciones intermedias

elecciones intermedias

Pese a las declaraciones de la derecha, el resultado de Morena en la Cámara de Diputados es histórico.

La elección del pasado 6 de junio fue histórica en muchos sentidos, no solo por haber sido la más grande que se haya realizado debido a los más de 20 mil cargos de representación popular que estuvieron en disputa, sino porque también representó un avance importante para Morena y el proyecto de la Cuarta Transformación.

Además de haber ganado 11 de 15 gubernaturas, Morena conservó la mayoría simple en la Cámara de Diputados, lo cual permitirá que se consoliden las reformas e iniciativas que le dan viabilidad al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y a su proyecto alternativo de nación.

Sin embargo, muchos medios hegemónicos han querido posicionar la idea de que el resultado no fue tan positivo para la izquierda mexicana, argumentando que se perdió la mayoría absoluta, pese a que, por un lado, dicha figura no existe legalmente en el país; y por otra parte, Morena nunca tuvo la mayoría calificada en el Congreso, sino la misma que ahora ha refrendado en los comicios: mayoría simple.

De igual forma, vale la pena analizar los resultados de las elecciones intermedias durante los sexenios anteriores para hacer un balance oportuno del lugar que ocupa Morena en la política nacional.

En el año 2000, con la llegada de Vicente Fox a la presidencia, el Partido Acción Nacional (PAN) consiguió 224 diputados; no obstante, a la mitad de su sexenio, en la elección intermedia, se redujeron a 151. En 2006, dicho partido logró colocar a 206 legisladores con el cuestionado arribo de Felipe Calderón al Ejecutivo, pero tres años después se quedaron solo con 147, tras los comicios.

En tanto, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresó al poder en 2012, con Enrique Peña Nieto y 212 diputados federales, aunque con la elección intermedia de 2015 alcanzaría 197.

Por tanto, pareciera que las elecciones intermedias siempre implican una desmovilización —pues no emociona tanto votar por diputados que por el próximo mandatario— y un desgaste político natural para los partidos gobernantes en ese momento.

No obstante, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) conquistó 191 curules en 2018, con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador y, rompiendo la inercia que se venía dando, de que el partido en el poder perdiera diputados en las elecciones intermedias, ahora se espera que pueda tener hasta 203 lugares en la Cámara baja.

De esta manera, el discurso de la oposición y los medios privados que la apoyan se derrumba por completo, mientras el partido de López Obrador se consolida como la primera fuerza política del país, pues la mayoría de la población avaló con su voto el desempeñó de la actual administración y los esfuerzos de las y los diputados morenistas para respaldar el programa de gobierno obradorista.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *