Morena gana en Iztapalapa y Tláhuac, alcaldías por donde pasa Línea 12

Ante los resultados de la elección en la Ciudad de México, diversos actores políticos de la oposición y los medios de comunicación hegemónicos han intentado posicionar la idea de que Morena se vio afectado en las preferencias debido al accidente de la Línea 12 del Metro, a pesar que ha trascendido información sobre la responsabilidad de Miguel Ángel Mancera por no haber llevado a cabo las rehabilitaciones correspondientes tras el sismo de 2017.

Por otra parte, cabe mencionar que según los datos preliminares, el partido guinda ganó las alcaldías de Tláhuac e Iztapalapa, las cuales se encuentran en el paso de dicha línea del Metro. Esto significa que la población de esa zona mantiene su respaldo hacia Morena y el proyecto de la Cuarta Transformación, sin caer en los engaños y manipulaciones que han querido politizar el trágico incidente.

Cabe recordar que, de acuerdo a una investigación realizada por el medio Sin Embargo, la administración encabezada por el exjefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, ocultó un documento donde se revelaban los detalles y defectos externos e internos que tenía la Línea 12 debido a la falta de mantenimiento que hubo a partir de que inició su administración.

Dicho informe incluyó pruebas, inspecciones visuales de la línea, de los planos, las juntas, los rieles, la nivelación, el trazado de vía, exámenes de los sistemas, validaciones y ensayos, entre otras cosas. Además, añadió listas de los principales defectos, de las fisuras y las grietas y, por último, una conclusión en la cual se indican las causas de todos los males.

Además, hace unas semanas la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) ejecutó una segunda orden de aprehensión en contra de Edgar Tungüí, ex comisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México en la administración de Mancera, por su probable participación en el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades; esto, por disponer ilegalmente de 32 millones 335 mil pesos de recursos públicos que estaban destinados a personas afectadas por el sismo de 2017.

De acuerdo a información consultada, Edgar Tungüí asumió el cargo de comisionado para la Reconstrucción en la capital después de que Ricardo Becerra renunciara, advirtiendo en una carta el mal uso de 8 mil millones de pesos en manos de los entonces asambleístas, Mauricio Toledo (PRD), Jorge Romero Herrera (PAN) y Leonel Luna. 

Una vez comisionado, Tungüí malversó los fondos de la reconstrucción, autorizó contratos por 70 millones de pesos a una empresa donde trabajaba su hermano, Carlos Tungüí Rodríguez, hecho que en su momento le fue cuestionado e intentó negar. 

Asimismo, llama la atención que también con recursos de la reconstrucción, Edgar benefició a la empresa BAITA de la que el ex jefe de gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, fue representante legal. Aunado a esto, los accionistas de dicha compañía eran colaboradores y protegidos de Mancera: Simón Neumann y Fausto Galván; estos tres fueron artífices del ‘Cártel Inmobiliario’. 

Lo anterior revela que la gestión del perredista en la capital fue notoriamente corrupta. De hecho, decenas de sus funcionarios —incluyendo a Tungüí— fueron sancionados, entre otras cosas, por malversación de fondos de reconstrucción, incluido el dinero destinado a reparar afecciones en las estructuras dañadas del Metro tras el sismo de 2017.

Esta situación desencadenó la falta de atención al mantenimiento e infraestructura de algunas estaciones del Sistema de Transporte Colectivo, incluyendo el tramo elevado de la Línea 12, lugar en donde ocurrió el desplome.    

 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *