La mafia del poder se quita la máscara y genera una alianza contra el obradorismo

Alianza

La alianza de los tres partidos opositores de la vieja política: PRI, PAN y PRD, busca contrarrestar la fuerza de Morena en las próximas elecciones de 2021, sin un modelo ideológico.

La coalición anunciada el pasado fin de semana  entre el PRI, PAN y PRD dio de qué hablar en los últimos días, ya que si bien no ha supuesto una gran sorpresa para gran parte de la población, sí es un hecho histórico, como menciona el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que la alianza de facto ahora sea asumida de manera pública y legal. 

La oposición articuló esta alianza sin considerar una plataforma ideológica ni un proyecto de país claro; lo único que sí tiene es un adversario común al que se quieren enfrentar debido a los altos índices de aprobación que aún acumula en las encuestas. 

El morenismo, por su parte, ha criticado esta coalición, dejando en claro que el único objetivo que tienen es recuperar una vieja lógica de cotas de poder que perdieron en las pasadas elecciones presidenciales, para reestablecer sus privilegios, complicidad e impunidad en cuanto a la corrupción.

El presidente López Obrador, desde hace décadas atrás, ya había bautizado a esta alianza tácita como la mafia del poder, describiéndola como “un grupo que nos robó la presidencia en 2006 y causó mucho daño a México. Se convirtió al país en un cementerio, arruinó la actividad productiva de México, no hubo crecimiento económico, se endeudó al país y se desató la inseguridad y la violencia”. 

Además, acotando al discurso sobre la conformación de la coalición, la conferencia matutina del pasado lunes 7 de diciembre, el mandatario mencionó que la llegada de Carlos Salinas de Gortari representó la alianza de facto entre el PRI y el PAN, así como el inicio de la nueva etapa del PRIAN, ya que desde entonces trabajan en una agenda política conjunta a través de la simulación de una supuesta alternancia. 

Soledad Loaeza, profesora emérita de Ciencias Políticas del Colegio de México (Colmex) comparte su opinión respecto al grupo que se manifiesta preocupado por la gran presencia morenista y obradorista en las diferentes regiones del país: “un paso en la dirección correcta para resolver el problema de la fragmentada oposición”. 

“Se ha impuesto el pragmatismo político, las identidades ideológicas se han diluido”, comentó.

Por otra parte, el periodista e historiador Lorenzo Meyer consideró, como se afirma también en Morena, que ha habido cesiones de poder entre uno y otro partido, por tanto, “ninguna sorpresa” constituye para él esta coalición.

“Lo que no me explico es por qué no lo hicieron en 2018”, se pregunta. “Ahora sí han visto el dedo de Dios que les señala lo que tienen que hacer”, expresó entre risas.  

De igual forma, coincide con los demás en que los dos partidos, antaño adversarios acérrimos, “no tienen ya razones para enemistarse, son el mismo proyecto. De hecho, no tienen proyecto”.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *