El abanderado priísta liberó a miles de presuntos delincuentes cuando fue procurador

Desde que inició el periodo de campañas previo a los comicios del 6 de junio, el candidato priísta al gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza, ha emprendido una «campaña negra» en contra de sus rivales.

En varios spots publicitarios para su campaña el priísta ha presumido sus “grandes resultados” mientras estuvo al frente de la procuraduría estatal. Sin embargo, no hay mucho que celebrar: durante su gestión se liberaron alrededor de 15 mil presuntos delincuentes, aumentó el narcomenudeo, la violencia familiar, los delitos por acoso sexual y violaciones además de los homicidios dolosos.

Contradictoriamente, sus promesas de campaña para el gobierno de Nuevo León están basadas en temas de seguridad y ha expuesto que no escatimará en recursos, empero, su trayectoria en el área habla por sí sola y nos demuestra que sus intenciones no son reales.

Como parte de sus engaños para promover su candidatura, ha afirmado que cuando se desempeñó como procurador del estado redujo a cero el número de secuestros; no obstante, esto es falso. De hecho, datos de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) esclarecen que durante el periodo en el que Adrián fue titular de la Procuraduría General de Justicia estatal, se abrieron 198 carpetas de investigación por este delito.

Aunado a esto, durante su primer año en el cargo el número de carpetas de investigación por privación de la libertad aumentó 18.3% y en su segundo año, hubo otro aumento de 19.6%.

Recientemente el candidato priísta hizo fuertes declaraciones sobre el vínculo que tiene su rival emecista, Samuel García con el Cártel del Golfo, sin embargo el abanderado de la coalición PRI-PRD omitió mencionar que, cuando fue procurador de Justicia de la entidad neoleonense mantuvo cercanía con el operador de Los Zetas en Europa, “El Mono”.

Imagen

A través de una intervención telefónica la policía descubrió una conexión del narcotraficante con jueces y funcionarios mexicanos prianistas entre los que destaca Adrián de la Garza.

En redes sociales los internautas lo han tachado de oportunista pues aseguran que durante su actual campaña para la gubernatura de Nuevo León ha querido hacer el trabajo que no supo llevar a cabo como procurador y alcalde.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *