Los compadrazgos de Andrés Granier que hundieron a Tabasco en la corrupción

Andrés Granier

Los amigos y colaboradores que Granier Melo ha tenido durante sus pasadas gestiones han estado involucrados en delitos como fraude, lavado de dinero, tráfico de influencias, evasión fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros. 

Andrés Granier Melo, exgobernador de Tabasco y actual candidato de la alianza PRI-PAN a la alcaldía de Centro, es uno de los tantos ejemplos de funcionarios del viejo régimen que no viven para la política, sino de ella. Granier ha utilizado su larga trayectoria como servidor público para enriquecerse y enriquecer ilegalmente a sus amigos y «compadres», a costa del bienestar de las y los tabasqueños. 

Desde haber sido detenido por desvío de recursos del Seguro Popular, pasando por los excesos de su hijo, Fabián Granier, quien también pisó la cárcel por evasión fiscal equiparable, hasta el desfalco al sector salud que cometió su ex secretario de Salud, Luis Graham Zapata, son algunos de los antecedentes del abanderado del llamado PRIAN. 

Por otro lado, los amigos y colaboradores que Granier Melo ha tenido durante sus pasadas gestiones han estado involucrados en delitos como fraude, lavado de dinero, tráfico de influencias, evasión fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros. 

Por mencionar un ejemplo, Enrique Cetina Bertruy, titular del Instituto de Vivienda de Tabasco (INVITAB) durante el gobierno de Granier, convirtió al organismo en parte de una estrategia para hacer negocios millonarios que beneficiaron a personajes allegados al químico. 

Otro de los nombres que sale a relucir es el de Leonicio Lorenzo Gómez, ex escolta profesional contratado como chofer en la gestión del priísta. Lorenzo fue aprehendido y llevado ante la justicia por el robo de una camioneta en la cual se transportaban más de 200 cajas con documentos que amparaban los soportes contables, así como contratos y dictámenes del gasto del gobierno de Andrés Granier, por un monto de mil 300 millones de pesos. 

De acuerdo a información constatada, Amílcar Sala Villanueva —uno de los compadres consentidos de Granier— fue el artífice de la maquinación para saquear el erario de Tabasco y lavarlo a través de entidades financieras, en las cuales se depositó lo robado, para más tarde sacarlo en forma de préstamos a fin de diluir y blanquear los recursos (situación por la cual está fichado por la Interpol). 

El empresario Espinosa de los Monteros Leal también ha sido señalado por sus vínculos con el exgobernador priísta, Andrés Granier. Aunque Leal estuvo cerca del político tricolor en diversas operaciones fraudulentas, el empresario tuvo una importante participación en una operación millonaria de “tráfico de tierras”, en la que el gobierno de Granier benefició con la compra de predios a integrantes de la Sociedad Suministros del Carmen, S.A de C.V. 

Asimismo, otros personajes que fueron funcionarios de la administración local del actual candidato del PRIAN —miembros de su círculo cercano— y han sido acusados por delitos como peculado, lavado de dinero y ejercicio abusivo de funciones, son: Manuel Sáiz Pineda, exsecretario de Finanzas; Héctor López Peralta, exsecretario de Asentamientos; Roger Pérez Evoli, titular de la Contraloría estatal y Carlos Javier Gutiérrez, titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi). 

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *