Insisten en poner a magistrado calderonista como presidente del TEPJF

TEPJF

En 2010, Reyes Rodríguez Mondragón se desempeñó como Director General en la Subsecretaría de Gobierno de la Secretaría de Gobernación durante el sexenio de Felipe Calderón. En 2020, le deseó la muerte a AMLO desde su cuenta de Twitter.

Los integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se han aferrado a que el calderonista Reyes Rodríguez Mondragón sea el nuevo magistrado presidente de dicha instancia, pues luego de haberlo descartado por unos días, ante la indignación que generó su nombramiento, ahora vuelven a elegirlo pero en «sesión privada».

La magistrada decana Janine Otálora fue la encargada de presidir la sesión, donde se votó entre Rodríguez Mondragón e Indalfer Infante Gonzáles.

Rodríguez Mondragón, quien está vinculado directamente al expresidente Felipe Calderón, rindió protesta y Otálora le hizo entrega del cargo, el cual concluirá hasta finales de octubre de 2024, por lo que la elección presidencial de ese año podría quedar a su merced.

Cabe recordar que este nombramiento tiene lugar después de la crisis que estalló a principios de agosto, ante las acusaciones de presunto enriquecimiento ilícito que enfrenta José Luis Vargas Valdez, anterior titular del TEPJF.

El nuevo magistrado presidente comenzó su carrera dentro del servicio público en 1996, al ejercer como asesor jurídico en la Secretaría de Gobernación (Segob) y relacionarse con diversos políticos del Partido Acción Nacional (PAN), incluyendo a Calderón.

Además, en 2010 se desempeñó como Director General en la Subsecretaría de Gobierno de la Secretaría de Gobernación de dicho expresidente, por lo que es evidente que su imparcialidad está en duda.

Por otra parte, Rodríguez Mondragón incluso le ha deseado la muerte al actual mandatario, con un tuit de octubre de 2020 en el que decía: «ojalá ya se muera ese viejo culero de palacio nacional (sic)», el cual, un año después de publicado, hasta ahora asegura que es apócrifo, argumentando que lo hackearon.

Con esto, la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de llevar a cabo una reforma electoral se vuelve cada vez más necesaria y urgente, pues tanto el Instituto Nacional Electoral (INE), como el TEPJF, muestran un declive de credibilidad y autoridad moral para encargarse de «vigilar» la democracia y los comicios venideros, sin mencionar los múltiples lujos y privilegios de los que gozan.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *