Fox y Calderón habrían recibido dinero del narco a través del empresario Zhenli Ye Gon

“Cooperas o cuello”, es la famosa frase que citó Ye Gon sobre las amenazas de Javier Lozano, coordinador de campaña de Calderón en ese entonces.

Según la periodista argentina Olga Wornat, las campañas presidenciales de Vicente Fox y de Felipe Calderón contaron con “dinero del narco y no solo de un cártel”.

La autora del libro “Felipe el oscuro” aseguró que la vía importante fue el empresario chino Zhenli Ye Gon, quien se encargaba de transportar efedrina desde su país natal hasta Sinaloa.

Este polémico personaje llegó a México en 1992, tras un presunto “matrimonio arreglado”, acorde con una entrevista de la BBC a la periodista Mónica Cruz. 

Después de trabajar en la empresa familiar de su esposa, que se dedicaba a la importación de juguetes, Ye Gon inició su propio negocio en el sector farmacéutico: Unimed Pharm Chem. Esto, durante la década de los 2000.

«En el mundo farmacéutico era conocido porque era, al parecer, el tercer importador de derivado de efedrina en México (en ese momento no estaba restringido el uso de esa substancia). En ese mundo era conocido. Y entre políticos también», explicó Cruz, quien además ha referido que el empresario solía presumir sus vínculos con legisladores tanto del PRI como del PAN.

Cabe recordar que, en 2003, el exmandatario panista Vicente Fox Quesada otorgó a Ye Gon la carta de nacionalidad mexicana.

En 2006, fueron decomisadas casi 20 toneladas de pseudoefedrina —sustancia utilizada para la fabricación de metanfetamina— de un buque que provenía de Hong Kong y arribó al puerto de Lázaro Cárdenas, en Michoacán. 

Lo anterior terminó guiando a las autoridades hasta Ye Gon y, en marzo de 2007, la Policía Federal incautó de su mansión, ubicada en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México: 205 millones 564 mil 763 dólares estadounidenses, 17 millones 306 mil 520 pesos mexicanos, 201 mil 460 euros, 113 mil 260 dólares de Hong Kong, 11 centenarios y un lote de joyas.

El empresario apareció en EE.UU. dos meses después, dando una entrevista a la agencia Associated Press (AP) donde denunciaba que Javier Lozano lo había amenazado para obligarlo a guardar ese dinero.

“Cooperas o cuello”, es la famosa frase que citó Ye Gon y se convirtió en un chiste recurrente debido a su acento chino.

Presuntamente, los recursos mencionados eran para la campaña presidencial de Felipe Calderón y para llevar a cabo una guerra mediática contra Andrés Manuel López Obrador.

La detención de Ye Gon se dio el 23 de julio de 2007, a cargo de la Administración de Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), mientras el empresario cenaba en un restaurante de Maryland.

En 2011, el juez John Facciola autorizó su extradición a México, la cual se postergó hasta 2016 debido a las diversas apelaciones que presentó su defensa.

Con la llegada del presidente López Obrador a la presidencia, el caso volvió a resonar en julio de 2019, cuando el mandatario criticó que no hubiera información sobre el destino del dinero incautado en la administración de Calderón, pidiendo que se investigara.

A modo de respuesta, Calderón difundió que con esos recursos se habían construido 335 centros Nueva Vida; no obstante, acorde con una petición realizada por Proceso, varias instancias de la Secretaría de Salud (SSa) respondieron que, entre 2007 y 2009, no se localizaron datos sobre ubicación, costos, número de construcciones o adjudicaciones directas en cuanto a esos supuestos centros.

La mansión de Ye Gon fue subastada por la 4T, mediante el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. En ese contexto, el empresario chino denunció que en su inmueble había 275 millones de dólares, es decir, 70 millones más de lo que reportó la extinta Procuraduría General de la República (PGR) de Calderón.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *