Fidel Herrera, exgobernador priista de Veracruz, obedecía al narcotráfico: DEA

Fidel Herrera

A Fidel Herrera «siempre le gustó el soborno (…) Todo el mundo en la sede de la PGR en España sabía que Herrera era un corrupto, el más corrupto”, ha sentenciado uno de los oficiales de la DEA para El País.

El exgobernador priista de Veracruz, Fidel Herrera, se suma a la lista de políticos y exfuncionarios que han tenido nexos con el narcotráfico durante su gestión, acorde con investigaciones de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y la policía automática de Cataluña Mosso d’Esquadra.

Reportes confidenciales de la policía catalana propiciaron que se recabaran las primeras pruebas contra el exmandatario estatal, según las investigación de “The Cartel Project”, donde participan más de 25 medios de comunicación como The Washington Post, El País, The Guardian, Le Monde, entre otros.

Entre 2015 y 2017, Herrera fungió como cónsul de México en Barcelona, España. No obstante, dos años antes de asumir el cargo integró la lista de los 10 políticos mexicanos más corruptos, publicada por la revista Forbes. 

En ese mismo año, Juan Carlos Hinojosa, miembro de cártel del Golfo, expuso que el priista había recibido 12 millones de dólares del crimen organizado, los cuales fueron usados presuntamente en su campaña a la gubernatura de Veracruz.

Por su parte, el responsable de la División de Investigación Criminal de los Mossos, Antoni Rodríguez, reveló que podrían implicar a Herrera “con redes de blanqueo y grupos de importantes narcos de Cataluña”, según refirió al periodista Joaquín Gil.

Uno de los vínculos más importantes del exgobernador con la delincuencia organizada es el que mantuvo con Juan Manuel Muñoz Luévano, alias el “Mono Muñoz”, detenido en el 2016, al ser identificado como enlace de Los Zetas en Madrid, España.

Además, ha trascendido que muchas de estas relaciones fueron generadas por Humberto Moreira, exdirigente del PRI que también se encuentra bajo arresto desde hace cuatro años.

Cabe recordar que Herrera renunció como cónsul en 2017, ante las acusaciones de haber adquirido medicinas y material sanitario falso cuando encabezaba el gobierno estatal de Veracruz.

El exagente del FBI, Arturo Fontes, confirmó estos nexos de corrupción al señalar que incluso Los Zetas bautizaron al exgobernador con el apodo de “Zeta 1” y que “recibió millones de dólares a través de enlaces para que los cárteles operaran con impunidad”.

“El cártel del Golfo pagaba una nómina de 600,000 pesos a la policía de Veracruz para que los dejaran operar con impunidad. Fue la periodista asesinada Regina Martínez quien investigaba el caso de Herrera antes de morir. En sus publicaciones en la revista Proceso dio a conocer que el ex cónsul incrementó su patrimonio durante sus años como servidor público, pues contaba con un jet privado, una camioneta blindada, ranchos, un hotel, un yate y 22 vehículos”, refiere el medio Infobae.

Los antecedentes de los vínculos del priista con grupos de la delincuenica organizada datan desde 2007, cuando la inteligencia de la Ciudad de México recibió reportes que advertían sobre un pacto entre Herrera y Los Zetas.

De igual forma, un reporte con datos de la DEA que llevó a cabo la extinta Procuraduría General de la República (PGR), menciona dos reuniones entre el exgobernador y los líderes del mismo cártel en 2008.

Estos encuentros fueron, uno con Braulio Arellano Domínguez, líder de Los Zetas en Veracruz; y el segundo con Miguel Treviño Morales, fundador del grupo criminal.

“A Herrera siempre le gustó el soborno (…) Todo el mundo en la sede de la PGR en España sabía que Herrera era un corrupto, el más corrupto”, ha sentenciado uno de los oficiales de la DEA para El País.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *