Exigen justicia por el feminicidio de Victoria Salazar

Victoria Salazar

Ésta no es la primera vez que policías del estado de Quintana Roo han sido señalados por abusos policiales; en noviembre del año pasado, una manifestación feminista fue disuelta a tiros por las autoridades

El sábado 27 de marzo, Victoria Salazar, salvadoreña de 36 años, fue víctima de feminicidio al ser sometida con extrema violencia por cuatro elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública de Tulum, Quintana Roo. 

De acuerdo a la autopsia que le realizaron, se confirmó que la mujer sufrió fractura de columna vertebral por la ruptura de la primera y segunda vértebra, además de una desaceleración en la rotación del cuello, debido a la manera en la que los uniformados la torturaron. 

La noticia se volvió viral en redes sociales a causa de videos que circularon, en los que se observa a los cuatro oficiales al pie de la patrulla, rodeando a la víctima que previamente había sido esposada y sometida en el piso por una policía, la cual se ve arrodillada sobre la espalda de la salvadoreña, quien aún gritaba y se quejaba. 

En otro video, se observa a la víctima inmóvil ante la mirada de los uniformados y, segundos más tarde, tres agentes la suben a la patrulla 9267. 

Ante lo sucedido, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que el feminicidio de Victoria Salazar a manos de la policía de Tulum, es un hecho grave y doloso que muestra un grado de brutalidad que no debería de existir en México ni en ningún otro país del mundo. Además, el mandatario garantizó que los responsables serán castigados y enjuiciados, por lo que no habrá impunidad.

Los cuatro agentes (tres hombres y una mujer), que abusaron de su poder y reprimieron con violencia a la salvadoreña, han sido cesados de sus cargos, detenidos y acusados de feminicidio. Asimismo, el director de la Policía Municipal, Nesguer Vicencio Méndez, ha sido destituido. 

Ésta no es la primera vez que policías del estado de Quintana Roo han sido señalados por abusos policiales; en noviembre del año pasado, una manifestación feminista fue disuelta a tiros por las autoridades y provocó que tres tres personas resultaran heridas, además de detenciones irregulares y una denuncia por violación. 

El gobernador perredista Carlos Joaquín González no ha respondido de manera contundente. En tanto, colectivos feministas ya han exigido al Congreso del estado que inicie los trámites necesarios para enjuiciarlo debido a la responsabilidad que tiene en los actos de violencia, por ser quien dirige la entidad.   

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *