El retorno de México a la Patria Grande

Patria Grande

AMLO reafirma su liderazgo regional y su visión de un México que sea pieza clave para el gran diálogo multilateral que tanto había sido postergado en América, reviviendo el sueño de Bolívar y el Che: la consolidación de la Patria Grande.

Por: Carlos Portillo

La VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) confirmó una vez más el retorno de México al proyecto de la Patria Grande, pero además demostró la posición de liderazgo en la que se encuentra nuestro país ahora, especialmente en cuanto a la búsqueda de una nueva relación multilateral entre Estados Unidos, México y el resto de América Latina y el Caribe.

De esta manera, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado muestra de su capacidad como estadista y de su atinado olfato geopolítico. Dejando atrás una larga tradición de presidentes agachones que obedecían servil y ciegamente a los yanquis, por fin hay un mandatario mexicano que asume con dignidad el rol de líder regional y de eslabón para el debate entre el imperialismo del norte y la rebeldía del sur.

Pero esto no fue algo que ocurriera mágica o fortuitamente solo el pasado sábado en la Cumbre; en realidad, es algo que se ha ido trabajando sin descanso y sin titubeos durante los tres primeros años de este nuevo gobierno.

Desde el rescate y asilo a Evo Morales tras el golpe de Estado en Bolivia, pasando por el acuerdo con Argentina para producir millones de vacunas AstraZeneca, la defensa de Cuba ante el bloqueo económico, la donación de vacunas a otros países de la región, hasta haber sido anfitrión de las mesas de diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela, sin contar otros ejemplos, es claro que México por fin está asumiendo un nuevo rol en la Patria Grande.

Cuando López Obrador sugirió reemplazar a la OEA “por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador”, no tardaron en sumarse a la idea los presidentes de Argentina, Alberto Fernández, y de Bolivia, Luis Arce Catacora. Asimismo, el expresidente uruguayo José Mujica manifestó su respaldo.

Además, en su discurso sobre el aniversario del natalicio de Simón Bolívar, el titular del Ejecutivo mexicano dio cátedra de historia, de memoria y de dignidad; pero también, demostró tener una clara lectura sobre la decadencia del imperio estadounidense ante el ascenso de China, invitándole a tener un momento de inflexión y sumarse por fin al proyecto de caminar en colectivo, como uno más del continente y ya no como el patrón que ha pretendido ser desde la Doctrina Monroe.

“Ya es momento de una nueva convivencia entre todos los países de América, porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro ni salida, ya no beneficia a nadie. Hay que hacer a un lado la disyuntiva de integrarnos a Estados Unidos o de oponernos en forma defensiva”, expresó AMLO en su momento.

De igual forma, manifestó que “es tiempo de expresar y de explorar otra opción: la de dialogar con los gobernantes estadounidenses y convencerlos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible”.

Ahora, como anfitrión de 17 mandatarios, dos vicepresidentes, nueve cancilleres y demás autoridades de los países invitados, Obrador abogó por la no intervención, la autodeterminación de los pueblos, la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación, de modo que se haga posible “construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la comunidad económica que dio origen a la actual Unión Europea”.

Con esto, Andrés Manuel reafirma su liderazgo regional y su visión de un México que sea pieza clave para el gran diálogo multilateral que tanto había sido postergado en América, reviviendo el sueño de Bolívar y el Che: la consolidación de la Patria Grande.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *