El periodista que negó Hiroshima y Nagasaki (e inspiró a Loret)

Hiroshima
“¿Cuánto gana y quién lo financia?”, es algo que tal vez se preguntaba mucha gente sobre Laurence, en los años 40. Y la historia terminó exhibiendo que le pagaban quienes lanzaban las bombas. 
Por: Carlos Portillo

En Los hijos de los días, Eduardo Galeano relata brevemente cómo el 12 de septiembre de 1945 —“un mes y pico después de las bombas atómicas que aniquilaron Hiroshima y Nagasaki”—, The New York Times publicó en primera plana un artículo de William L. Laurence, su “redactor de temas científicos”.

“El artículo salía al encuentro de las versiones alarmistas y aseguraba que no había ninguna radiactividad en esas ciudades arrasadas, y que la tal radiactividad no era más que una mentira de la propaganda japonesa”, narró el escritor uruguayo.

Y agregó: “Gracias a esta revelación, Laurence ganó el Premio Pulitzer. Tiempo después, se supo que él cobraba dos salarios mensuales: The New York Times le pagaba uno, y el otro corría por cuenta del presupuesto militar de los Estados Unidos”.

Hoy, en México, Loret juega a ser una suerte de Laurence, un cabildero disfrazado de periodista que sería capaz de mentir sobre Hiroshima y Nagasaki ante los ojos del mundo, sin parpadear siquiera.

Quizá, el comentarista de Latinus hasta se haya inspirado en Laurence para idear sus famosos montajes y “despistes”, como en los casos de Cassez-Vallarta o Frida Sofía; en la entrevista pactada con Javier Duarte; o, para ponerse también en términos bélicos, en su telenovela de Afganistán.

“¿Cuánto gana y quién lo financia?”, es algo que tal vez se preguntaba mucha gente sobre Laurence, en los años 40. Y la historia terminó exhibiendo que le pagaban quienes lanzaban las bombas. 

¿Cuánto habrá costado mentir sobre Hiroshima y Nagasaki? ¿35 millones al año? ¿Por enviar tu nombre al basurero de la Historia? 

¿Habrá valido la pena?

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.