EE.UU. pierde control de Afganistán; la vergonzosa retirada es comparable con Vietnam

Afganistán

El veloz derrumbe tomó por sorpresa a la gestión de Biden en Washington y éste podría pasar a la historia como el mandatario que encabezó el último acto humillante en un complicado capítulo estadounidense en Afganistán.

Por: Carlos Portillo

Después de dos décadas de la invasión a Afganistán por parte de tropas estadounidenses, el imperio norteamericano finalmente ha perdido control sobre dicho país debido al arribo de los talibanes a la capital.

«El presidente de Afganistán Ashraf Ghani abandonó el país y un consejo de funcionarios afganos, entre ellos el expresidente Hamid Karzai, indicaron que empezarían a negociar con los talibanes para formular la toma de control de la insurgencia. Hacia el final del día, lo único que quedaba por hacer era formalizar el control de los combatientes en todo el país, reportó The New York Times.

La única reacción que alcanzó a tener EE.UU. fue la de evacuar con helicópteros militares el complejo de su embajada en Kabul, para llevar a diplomáticos y trabajadores al aeropuerto militar de dicha ciudad.

Asimismo, la embajada se limitó a advertir a los ciudadanos estadounidenses que permanecían en la capital afgana que se refugiaran en donde se encontraban y que no intentaran llegar al aeropuerto.

De esta manera, «el experimento estadounidense de consolidación nacional quedaba en ruinas, socavado por políticas equivocadas y a menudo contradictorias y por una insurgencia implacable cuyo poder de permanencia había sido profundamente subestimado por los planificadores militares estadounidenses», criticó David Zucchino.

«Las declaraciones públicas de, primero, el expresidente Donald J. Trump, y luego, el presidente Joe Biden, pidiendo una retirada rápida y total de las tropas hicieron que la moral cayera en picada por todo Afganistán».

Además, ha trascendido que el veloz derrumbe tomó por sorpresa a la gestión de Biden en Washington y que éste podría pasar a la historia como el mandatario que encabezó el último acto humillante en un complicado capítulo estadounidense en Afganistán.

«Quienes eran elegibles para volar recibían brazaletes especiales que denotaban su estatus de civiles. Pero para millones de afganos, entre ellos decenas de miles que apoyaron los esfuerzos de Estados Unidos en el país, no hubo brazaletes. Quedaron abandonados en la ciudad», destacó el periódico citado.

De igual forma, Zucchino subrayó que «estas eran las escenas que el gobierno Biden esperaba evitar por temor a evocar comparaciones con el desesperado transporte aéreo en helicóptero de estadounidenses y aliados vietnamitas desde una azotea en Saigón cuando la ciudad cayó ante las tropas norvietnamitas en abril de 1975».

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *