Salario mínimo desmiente el mito neoliberal

El próximo 1 de enero de 2022 se llevará a cabo un nuevo aumento de 22%, subiendo de 141.60 a 172.87 pesos diarios, mientras que en la frontera norte alcanzará los 260.32 pesos diarios.

Por: Carlos Portillo

El proyecto alternativo de nación de la Cuarta Transformación está evidenciando las fallas y mentiras que imperaron en México durante más de 30 años debido al modelo neoliberal.

Uno de los mitos más defendidos por los gobiernos del antiguo régimen es que era imposible subir el salario mínimo sin causar hiperinflación.

Con ese pretexto, el pueblo mexicano sufrió en tres décadas una caída del 75% en su poder adquisitivo; es decir, una reducción apabullante en su capacidad de consumo, lo cual ha ido vulnerando económicamente a las clases medias pero, especialmente, a los sectores más marginados. 

Ahora, con la nueva política salarial de la 4T se ha recuperado el poder adquisitivo en 61.9%, y esto solo en la primera mitad del sexenio.

Desde 2018, el salario mínimo se ha incrementado de manera histórica, superando cada año los dos dígitos y sin causar efectos negativos en la estabilidad de precios.

El próximo 1 de enero de 2022 se llevará a cabo un nuevo aumento de 22%, subiendo de 141.60 a 172.87 pesos diarios, mientras que en la frontera norte alcanzará los 260.32 pesos diarios.

Se trata de una recuperación salarial del 65% en términos reales, ocurrida en solo tres años, mientras que en la administración de Enrique Peña Nieta el salario apenas se incrementó un 6.5%.

Contrario a lo que alegaban los neoliberales, este aumento beneficiará directamente a 6.3 millones de trabajadoras y trabajadores, al tiempo que, de forma indirecta nos ayuda a todas y todos, pues dinamizará el mercado interno y hará que México escale 13 lugares en el comparativo salarial del mundo.

En consecuencia, es normal que los representantes, cabilderos y voceros de la oposición estén tan enojados, pues esta nueva forma de gobernar, aparte de dar resultados, está desmintiendo en la praxis todos los falsos paradigmas del mito neoliberal; les ha dejado expuestos, sin argumentos, aferrados solo al insulto y a la mentira.

¿Te gustó el artículo?
Compártelo
Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.